5 básicos del bienestar en casa

5 básicos del bienestar en casa

Hoy más que nunca es necesario aprender herramientas de auto cuidado que nos permitan encontrar un balance en el día a día.

 

En tu casa

Yo sé que estamos artos de estar en casa, pero ante cualquier circunstancia incomoda, hay que darle la vuelta y encontrar lo positivo de las cosas. En lugar de quejarnos porque no podemos salir, veamos lo afortunados que somos de tener una casa. Aprovecha los momentos libres para reinventar tu hogar, sacar las cosas que no sirven, limpiar los clósets y hacer de tu espacio vital algo mágico en donde te sientas cómodo. Mueve tus muebles y si puedes deja un espacio para que puedas hacer ejercicio en cualquier momento. No tengas miedo de desapegarte de cosas que solo ocupan un espacio pero que realmente no te encantan. Regálalas a alguien más si están en buenas condiciones.

¿Qué comer?

Siembra tus propias plantas como albahaca, cilantro, romero.

Ahora es el momento de hacerte de comer. Pregúntate: ¿qué es lo que realmente necesita mi cuerpo? ¿le estoy dando realmente la comida de mejor calidad?
¿Cómo saber que es lo que realmente necesita?
Y aquí la respuesta es muy fácil: entre más alimentos vivos comas, mejor. Entre menos alimentos empaquetados, con conservadores, con químicos, mejor. Evita azúcares, grasas fritas, lácteos, harinas. Prefiere verduras frescas con aceite de oliva, frutas, toma al menos un litro de agua, granos y leguminosas. Es simple y puedes hacer recetas deliciosas y fáciles. Una sopa de verduras, avena con pasitas y nueces, un pie de manzana fresco, quinoa con verduras y aguacate. Solo hace falta que tomes la decisión de comer bien, de darle a tu cuerpo lo que realmente lo va a nutrir.

Muévete

Salta la cuerda, sube y baja las escaleras de tu casa, has abdominales. 20 minutos diarios es mejor que nada. Pero estar sentado todo el día solo va a endurecer tus articulaciones, a alentar tu digestión, a saturar tu mente. Hidratación y ejercicio cardiovascular son básicos en tiempos de cuarentena. No lo dudes.

Duerme bien.

Han cambiado nuestros horarios. Dormir más tarde, despertar más tarde, ¿te suena? Y esto a veces ocasiona insomnio. Mis recomendaciones:

  • Has ejercicios, porque esto es el primer factor para que duermas bien.
  • Toma un baño antes de irte a la cama, limpiarás tu campo electromagnético de tanto tiempo en la pantalla.
  • Apoya las piernas contra la pared y relájate ahí 5 minutos, mejorará tu circulación sanguínea.
  • Toma te de valeriana, manzanilla, azahar o pasiflora para tener un sueño profundo.
  • Usa aromaterapia de lavanda y trata de no ver mucha acción antes de dormirte.
  • Trátate como a un bebé y date un masaje en los pies antes de dormirte.