8 formas de practicar yoga.

8 formas de practicar yoga.

En números anteriores, hemos reflexionado sobre las formas en las que la práctica de las posturas de yoga y la respiración, pueden ser el complemento perfecto para realizar de forma más eficiente cualquier deporte que practiques. En esta ocasión, explicaré algunas formas en las que es posible poner en práctica esta disciplina tan antigua.
Parto de la definición de la palabra yoga. Viene del sánscrito “Yug” que significa unir. Lo que une, son los diferentes aspectos que conforman al ser. No eres solo el cuerpo, sino también espíritu, mente y emociones.
El yoga te da una serie de herramientas para que puedas vivir la vida de forma armónica y feliz. Conoce aquí 8 formas de practicar yoga en tu vida diaria.

1. Practicar la no violencia
Muchas veces eres violento cuando no escuchas los límites del cuerpo y te lastimas o cuando no descansas cuando justamente es lo que tu cuerpo necesita. Ahimsa, la no violencia, es el primer principio que el yoga te invita a practicar en todos los momentos de la vida. No dañar al otro, tener consideración a los seres vivos, abstenerte de criticarte o criticar al otro, hablar mal de los demás. Este principio te invita a no ser violentos en sentimientos, pensamientos y acciones. Tener compasión, entendida como “ponerte en los zapatos del otro.

2. Cuidar la ambición.
Este principio del yoga, se puede aplicar de dos formas. La primera te invita a aprender a ser feliz con lo que tienes. No se trata de ser conformista, sino de aprovechar al máximo lo que hay sin vivir siendo muy ambicioso. Y por otro lado, te invita a que aceptes tu propia personalidad, saques el mayor provecho de esto y no trates de ser alguien diferente. A no tratar de ser otro, sino tu mismo. Lo puedes poner en práctica al no compararte con el otro.

3. Purificarte.
Difícilmente tu vida será armónica si tienes tu escritorio lleno de papeles, tu casa desordenada y tu mente saturada de pensamientos. Saucha, es el término en sánscrito que significa pureza. Bañarte por las mañanas con atención, tomar agua, vaciar la mente a través de la meditación, limpiar el lugar en donde trabajas y tu casa son algunas maneras en las que puedes purificarte para que las cosas fluyan en tu vida.

4. Ser feliz con lo que tienes.

El contentamiento (Santosha) es otra forma en la que puedes practicar el yoga en la vida cotidiana. La paz de mente no puede depender de las circunstancias externas que siempre están cambiando fuera de tu control. Está práctica requiere que decidas el ser feliz con lo que te ofrece la vida el día de hoy, el ser capaz de abrazar la vida en los momentos difíciles, en medio de la dificultad. Te pide también el que aceptes como son a las personas que están a tu alrededor y no como tu quisieras que fueran.

5. Auto observarte.
La auto observación es otra de las formas en las que puedes practicar yoga en la vida cotidiana. Se le conoce en sánscrito como Svadhyaya. Si eres de los que culpas al otro de lo que tu sucede o deja de suceder en la vida, este principio es una gran práctica. Consiste en observar como reaccionas ante los acontecimientos que te suceden en la vida. Observar tu propia naturaleza y los patrones negativos que te hacen ser de una u otra forma. Meditar de forma activa y estudiar la naturaleza del ser.

6. Confiar
Otro principio del yoga es Isvara Pranidhana que literalmente significa “Rendir el fruto de tus acciones a la divinidad”. En realidad se refiere a que seas capaz de no apegarte al fruto de las cosas que haces y aceptar la vida como se va desenvolviendo.
Cesar todo apego al fruto de nuestras acciones. Cesar el miedo o las esperanzas. Requiere de mucha fuerza. Aceptar la vida como se va desenvolviendo. Que actuemos pero sin esperar nada. Poner la mejor intención en lo que haces y el resto rendirte y aceptar lo que va sucediendo.

7. Respirar
Respirar es algo que haces todo el tiempo, pero no necesariamente estas conciente del proceso durante el día. Lo que sucede con esto, es que la respiración tiende a hacerse corta, poco rítmica y superficial. Cuando respiras con atención, puedes limpiar tu cuerpo, desintoxicarte y procurar una vida larga.

8.- Meditar
Meditar, es el estado natural de atención, de contemplación, cuyo propósito es calmar la mente. Funciona como medicina para la mente. No se trata de poner la mente en blanco, sino de ser capaz de estar presente con las cosas como son. Al menos siéntate diez minutos al día y observa el flujo de tu respiración y las sensaciones corporales.