El ABC para que tu hijo duerma profundamente

El ABC para que tu hijo duerma profundamente

Aquí te comparto información que será de utilidad para que tu hijo duerma profundamente, y también para combatir el insomnio en los niños y bebés.

Aromaterapia

Ya sea aplicada en un baño de tina o usada en forma de aromatizante, la aromaterapia es una gran herramienta para propiciar un ambiente de tranquilidad que relaje a tu pequeño y le ayude a dormir mejor. Si es en baño de tina, agrega una cucharadita de miel de abeja en un poco de agua y 8 gotas de lavanda. Mezcla bien y agrega el agua caliente.  Para usar como aromatizante natural, usa la misma mezcla y llena en un frasco que tenga rociador. Remuevan vigorosamente y rocía el cuarto del bebé o de tu hijo cuando sea necesario. Este ambiente lo ayudará a relajarse.

Actividad física

Es importante que tu hijo tenga actividad física para que duerma bien. Difícilmente descansará si ha pasado todo el día sin hacer mucho, viendo televisión y/o jugando con algún aparato electrónico. Caminar en el parque, jugar carreras, jugar con la pelota, llevarlo a clases de natación o hacer cualquier actividad física le hará sentir alegre y también le ayudará a dormir mejor.

Alimentación

A veces no nos damos cuenta del efecto que el azúcar tiene en nuestros pequeños. En la medida de lo posible, procura que tus hijos no consuman azúcares después de las 4 de la tarde. Sobre todo azúcares refinados como dulces, chocolates y harinas refinadas que tendrán a producir un aumento de energía que hará que le cueste conciliar el sueño fácilmente. Recuerda que el chocolate es un potente estimulante. Mejor por la noche ofrécele alimentos como avena con pasitas, arroz cocido al vapor y té de manzanilla.

Ambientación

Una cama cómoda y una habitación limpia y ventilada son una alternativa inteligente para generar el ambiente que tu hijo necesita para dormir bien por la noche. De preferencia no pongas aparatos electrónicos en su habitación como televisores o equipos de sonido. Procura mantener la habitación ordenada y no saturada de juguetes u otros artículos.

Bajar el ritmo

Si haces cosquillas a tus hijos en la noche, tienen actividades muy aceleradas o muchos estímulos sensoriales como la televisión encendida, música estruendosa, o juegos electrónicos, será más difícil que tu hijo tenga ganas de irse a dormir y pueda conciliar el sueño con facilidad. Mejor trata a tu hijo como cuando era bebé. Baja el ritmo, baja las luces, pon música clásica o de relajación y aprovechen la tarde para leer un cuento o jugar algún juego de mesa con tu hijo. Como comenta el médico Vasant Lad, especialista en medicina Ayurveda, “su hijo puede ser asustado o alterado por la madre o los familiares; por los movimientos bruscos o sonidos muy estridentes.“

Contacto físico y masaje

El contacto físico nutrirá a tu hijo y le dará seguridad. Cada vez que puedas, abrázalo. Y para ayudarlo a que duerma bien, al menos una vez por semana hay que darle un masaje. El Ayurveda recomienda preparar una aceite tibio de ajonjolí, al que por cierto también pueden agregar de 3 a 5 gotitas de aceite de lavanda. Antes de iniciar tomen 5 respiraciones lentas y profundas y luego aplica el masaje en pequeños círculos siguiendo las manecillas del reloj. El masaje en los pies y en la cabeza es lo que más le relajará. El tacto, es uno de los grandes regalos de sanación que existen y que le podemos regalar a nuestros hijos.

Musicoterapia

Pon música tranquilizante que le ayude a tu bebé a calmarse. Sugiero alguno de los siguientes discos:

  • Harmonic Coherence. Synchronicity.
  • Dhan Dan Ram Das Guru. Singh Kaur. Teconologías Sagradas.
  • Deuter. Buddha Nature. New Earth.
  • Kamal. Reiki Whale Song. New Earth