Agradecer, soltar y bendecir

Agradecer, soltar y bendecir

Estas fechas decembrinas siempre son un buen momento para reflexionar, un buen momento para detenerte y observar las experiencias que creaste en tu vida en este año que está a punto de culminar, para observar todos tus sentimientos y pensamientos manifestados, pero sobre todo para tomar el aprendizaje que todo esto dejó y con una una nueva perspectiva, una más expandida, una más consciente, elegir y crear para este nuevo ciclo que se avecina. Pero primero cerremos este año agradeciendo, soltando y bendiciendo.

Agradecer es el primer paso, haya pasado lo que haya pasado lo primero es agradecer. Tu mente tiende a juzgar cualquier experiencia como buena o mala, lo cual sin duda no es importante ya que dicha cualidad sólo es establecida por tu sistema de creencias, tus parámetros y tu conocimiento del mundo el cual es limitado, como toda mente.

Lo verdaderamente fundamental es la sabiduría y experiencia que cada situación te aporta, especialmente en esos casos en que la bendición se encuentra disfrazada pues en realidad cada experiencia de tu vida no puede mas que enriquecer tu paz interna, es una posibilidad de expandir tu conciencia y ser mas amoroso, mas compasivo, de ser mas dichoso aún cuando a experiencia parezca solo traer sufrimiento, tristeza o carencia sin duda que no es mas que la oportunidad de crecer, aprender y entonces volver elegir.

Así que sea lo que sea que haya y como haya ocurrido simplemente agradécelo, pues ocurrió de la forma mas perfecta para enriquecerte como tu lo necesitabas.

Soltar es el segundo, pues quedarte atorado en cualquier experiencia es sumamente limitante. Por ejemplo ¿Has observado lo deprimente de aquellas personas que no hacen más que recordar sus glorias del pasado? o por el contrario, ¿Aquellas personas que viven aferrados a su dolor y se mantienen remembrando aquello que ocurrió hace tantos años?. Imagínate salir de viaje y encontrarte en la más hermosa montaña del mundo y sin embargo tener tu mente en aquella vez que fuiste a la playa y te la pasaste tan bien, o estar de viaje por India y visitar en el Taj Mahal y estar añorando los canales de Venecia o la Torre Eiffel.

¿Te das cuenta del sin sentido que es estar detenido en el pasado?.

Es momento de agradecer por las experiencias y soltarlas. En realidad no tienes que quedarte con algo, ni siquiera hacer el esfuerzo por recordarlo pues las experiencias significativas simplemente se han vuelto parte de ti, la enseñanza recibida simplemente te ha expandido y te ha dado una nueva perspectiva. Así que estas listo para soltar.

El último paso es simplemente bendecir, pues al bendecir vuelves sagrado el momento presente, quedas libre de cualquier atadura. Bendecir es tu oportunidad de darte cuenta de que todo es perfecto tal y como es, bendito, completo, perfecto, es soltar toda idea de pasado o futuro y centrar tu consciencia en lo único real que es el presente, darte cuenta de que todo lo que existe en el aquí y el ahora es simplemente perfecto.

Si te cuesta trabajo agradecer, es simplemente porque aún tienes un juicio sobre el hecho y no estas dispuesto a observar con otra perspectiva.

Si te cuesta trabajo soltar, es simplemente porque te aferras a la historia personal y te rehusas a explorar qué otra realidad hay mas allá.

Y si te cuesta trabajo bendecir, es simplemente porque aún eliges el drama personal en vez de la divina realización.

Así que observa todas y cada una de tus experiencias en este ciclo, agradecer por todo lo aprendido y experiementado, suéltalo todo y déjalo ir, y sobre todo bendice lo perfecto de este bello proceso llamado vida.

Om
Purnamadah Purnamidam
Purnat Purnamudachyate
Purnasya Purnamadaya
Purnameva Vashishyate
Om shanti, shanti, shanti
Om Sri Babji Bhole Ki Jay

Jivan Vinod
Noviembre 2013
www.jivan.com.mx