¿Ayuda el Yoga al sistema digestivo?

¿Ayuda el Yoga al sistema digestivo?

Una de las principales razones del porque se practica yoga en la actualidad, es por razones de salud y bienestar del cuerpo, de la mente o de las emociones. La época en que se buscaba el yoga para contactar con poderes como la clarividencia o la inmortalidad ha sido rebasada por ésta época donde la necesidad de tener al menos un estándar básico de salud es reclamada por muchos seres.

Entre los remedios mas buscados en el yoga, están los que pueden ayudar a mejorar la digestión. En el libro La luz del Yoga, se mencionan una serie de asanas para el tratamiento de colitis, ulcera, flatulencia, constipación y acidez, curiosamente son las mismas asanas que funcionan para la epilepsia, el insomnio o bronquitis.

Y es que es imposible decir que hay una postura que sirve para esto o para aquello, el yoga funciona como un todo donde la mezcla de posturas, junto con pranayama, meditación y el enfoque e intención de quien practica, permite que las posturas ayuden al alivio de diversos síntomas de enfermedades.

Pero el proceso de curación o sanción no depende únicamente de lo que sucede en el mat de yoga sino lo mas importante, es lo que se hace después. En relación al sistema digestivo, el cual inicia en la boca y termina en el intestino grueso, habrá que hacer primero un recuento de:

• alimentos que se consumen en cuanto a calidad y cantidad
• horarios en los que se consumen
• época del año en que se consumen
• horario en que se practican las asanas
• intensidad y frecuencia con la que se practican
• combinación de las asanas

Después viene el crear una sinergia entre los elementos anteriores, que además es completamente personal, habrá quien con solo eliminar los lácteos e incluir en la práctica el parado de cabeza, (Sirsasana), parado de hombros (Sarvangasana) un giro sentado como Marichyasana y una postura de flexión como Janu Sirsasana, será suficiente para ver un mejoramiento del sistema digestivo.

Sin embargo puede haber otra persona, que requiera un cambio radical en la alimentación, quizá cambiar los horarios de comida e incluir
posturas vigorosas como los arcos además de pranayama. Pero que tal que alguien no puede hacer estas asanas por alguna razón, entonces tendría que investigar en otras hasta encontrar aquellas que le sirven para que el buen funcionamiento del proceso de digestión, asimilación y eliminación.

Si se desea que la práctica de yoga apoye al sistema digestivo te doy los siguientes consejos:

Proceso de digestión:
posturas que trabajen con el hígado y el páncreas, siendo las mas recomendables las posturas de giro sentados, con énfasis en girar la musculatura y los órganos y menos énfasis en el giro de las vértebras.

Proceso de asimilación:
posturas de carácter relajante tanto sentados como recostados, siendo muy eficaces Supta Baddhakonasana y Baddhakonasana

Proceso de eliminación:
posturas para el movimiento del intestino grueso, siendo recomendables posturas de flexión al frente, con énfasis en contracción y relajación del colon, se recomienda Janu sirsasana y Ardha Badha pasma Paschimotanasana. Son excelentes Sirsasana (parado sobre la cabeza y Salamba Sarvangasana ( conocida como “la vela”).

Lo mas importante: integra, buena alimentación, descanso, meditación y asanas.

Jñana Dakini.
Maestra de yoga.
Fundadora de Yoga Espacio