Ayurveda para chilangos

ayurveda chilango

Ayurveda para chilangos

Son las diez de la mañana, 28 grados, tráfico al tope en CDMX. Pido un uber al terminar una clase, para llegar a una junta que tengo en menos de 30 minutos, rush al máximo.

Siento la oleada de calor que ha traído la primavera, abro la ventana, hay tráfico, cientos de claxons tocando, hay ruido, mucho ruido, me siento irritado, me arde el estómago, tengo los ojos rojos y además tengo hambre, hago una pausa, cierro los ojos, inclino la cabeza hago la lengua rollo e inhalo varias veces de esta manera, siento mi cuerpo enfriarse, mi mente establecerse y mi paciencia regresar, tomo un poco de agua de coco, vuelvo a respirar y me relajo, sonrío, soy otro, he vuelto a mi centro.

Así es la vida de muchos de nosotros en CDMX, corriendo todo el tiempo, dándonos poco tiempo para comer, hacer pausas y descansar, teniendo poca o nula consciencia de nuestro cuerpo, nuestras necesidades y nuestros hábitos.

Hace un año, me encontraba trabajando full time en una oficina, además tenía otro trabajo y cursaba la Especialidad en Yoga Empresarial del Instituto Mexicano de Yoga y una formación como maestro de yoga, tenía con suerte sólo un domingo o dos libres al mes, el resto del tiempo no paraba.

Intentaba integrar todo lo que aprendía en uno y otro curso, intentaba dar lo máximo en los dos trabajos y además intentaba también no descuidar mi vida personal, aunque francamente no estaba logrando equilibrar ningún área de mi vida.

El ayurveda (Medicina de la India) llegó a mi vida en el momento que más lo necesitaba, recuerdo a Ana Paula Domínguez (Directora del IMY) en la primera clase que nos dio dentro de la Especialidad en Yoga Empresarial, “Similar aumenta similar, todo se cura por fuerzas contrarias” su enfoque me súper latió, nada está prohibido, simplemente debes de reconocer lo que es mejor para ti y en qué momentos.

El ayurveda le dio sentido a muchas cosas en mi vida, me llevo a darme cuenta, a conocerme y a entenderme más.

Al tener un dosha o constitución combinada (Pitta-Vata) mi dieta y estilo de vida debe acomodarse a varios factores, como niveles de estrés, el clima, la temporada del año y demás, quizás suena complicado, pero simplemente se trata de darse cuenta, conocerse y reconocerse una y otra vez.

El equilibrio es un arte y el ayurveda es un técnica perfecta, que claro tiene su dificultad y toma seguramente una vida dominar, sin embargo, los resultados son inmediatos.

¿Cuál es la utilidad del Ayurveda para un chilango oficinista, que vive al full y está buscando mejorar su calidad de vida?

El ayurveda te llevará a entender exactamente lo que tú necesitas.

Para mi todo se ha transformado, y puedo decir 100% para bien.

Al ser Pitta un dosha (constitución) activo, penetrante y caliente, comienzo mis días caminando muy temprano en la mañana con mi perro, puedo sentir el aire frío en mi rostro, camino entre los árboles del bosque de Chapultepec y puedo sentir el contacto con la naturaleza, y esto, me da tierra, ayudando a equilibrar mi segundo dosha (Vata) que es una combinación de aire y espacio.

Tomo agua tibia al levantarme y desayuno fruta, en esta temporada de calor, frutas frías y jugosas.

Después de hacer mi práctica de yoga o cualquier otro ejercicio tomo agua de coco fría, para equilibrarme y suelo practicar estilos de yoga que me den tierra y me ayuden a romper con mi prisa interna, que me recuerden que en la permanencia, hay profundidad y en la profundidad hay riqueza.

Procuro comer antes de las dos de la tarde, cuando mi fuego digestivo se encuentra en su mejor momento, como poca carne y si como ensalada, siempre agrego aceite de ajonjolí u oliva, además de semillas que sigan aportando elemento tierra a mi cuerpo. En temporadas de mucho calor opto por reducir el consumo de alimentos picantes y café, que claro son mi debilidad.

Aunque no sufro insomnio, siempre ha sido un tema para mí el descansar lo suficiente, no sólo por la falta de tiempo, sino también por mi incapacidad de quedarme quieto, de dejar de hacer, de permitirme parar. Hoy comprendo la importancia de establecer rutinas y respetarlas, descansar y aprender a decir que no, y hoy entiendo que si tengo la capacidad de respetar mis límites y honrar mis capacidades, podré hacer lo mismo con los demás.

El Ayurveda me ha dado una visión diferente de la vida, pero es la parte práctica de esta milenaria disciplina la que realmente me ha transformado.

Hoy sé, por ejemplo, que el agua de coco puede calmar la acidez y calmarme en momentos de extrema irritabilidad.

Si me siento ansioso y acelerado, evito vegetales crudos y lo cambio por tubérculos como la papa y la zanahoria y por sopas de hongos, setas, papa y o zanahoria, lo que me da una sensación de arraigo, contención y estabilidad.

Si en la noche no puedo bajar el ritmo, medito unos minutos, sintiendo la estabilidad de la postura, utilizo un poco de aromaterapia de lavanda, sándalo o Melissa y estoy listo para dormir.

He aprendido a relajarme, a no tomarme tan enserio, a entender que las cosas no son tan cuadradas como yo las veo, a hacer pausas y descansar.

A sentarme un momento, permanecer y darme cuenta que basta un momento de conexión conmigo para que mi día, ya sea en oficina, en el tráfico o en el caos de la ciudad, se transforme y cambie para bien.

Sin importar el estilo de vida que tengas, el Ayurveda tiene herramientas que te ayudarán a tener una vida más equilibrada, más plena y más feliz.

“Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina” – Hipócrates.

Por Luis Chombo.
Coordinador Académico del IMY y egresado de la 1era generación de la Especialidad en Yoga Empresarial. 

Bibliografía
Domínguez, Ana Paula. Manual de Ayurveda, Especialidad en Yoga Empresarial, Marzo 2017.
Rocha, Socorro. Manual de Terapias Alternativas, Especialidad en Yoga Empresarial, Mayo 2017.
Plucinski, Wojtek. Manual de Meditación, Especialidad en Yoga Empresarial, Mayo 2017.
Bouts, Anais. Manual de Hatha Yoga y pranayamas, Especialidad en Yoga Empresarial, Marzo 2017.

yoga empresarial

Si quieres saber más sobre Yoga Empresarial da click aquí.