Todos los Lunes Coaching U 8am-9am  Inscríbete Aquí

Ayurveda y los ciclos femeninos

El Ayurveda, el antiguo sistema de medicina originaria de la India, considera a la mujer y su bienestar como elemento clave para alcanzar la armonía y la salud en la familia, en la sociedad e inclusive en una nación entera. Es por ello, que esta ciencia milenaria creó una rama dedicada a la mujer llamado Prasruti Tantra que sugiere cuidados y regimenes específicos desde el momento en que una mujer comienza a menstruar para mantener un equilibrio físico, mental y emocional durante las diferentes etapas de su vida.

En el sistema de salud del Ayurveda los Doshas u humores corporales están compuestos por elementos y rigen diferentes actividades fisiológicas del organismo. Los Doshas son tres: Vata Pitta y Kapha. A continuación se muestran sus características:

Dosha

Dosha Elementos Función fisiológica (general)
Vata Aire + Espacio Eliminación
Pitta Fuego + Agua Transformación
Kapha Agua + Tierra Regeneración

Cada uno de los Doshas lleva a cabo una función particular durante el ciclo menstrual de la mujer. Sin embargo, Vata Dosha es el más activo durante este período ya que es el encargado de una función de eliminación, que en este caso, es de flujo menstrual. En terminos Ayurvédicos, dicha eliminación se considera una actividad biológica, pero más aún una oportunidad de purificación y desintoxicación integral y regular para la mujer.

Es por ello, que durante el período menstrual se recomienda llevar a cabo actividades que ayuden a equilibrar Vata y que induzcan su flujo natural de eliminación. Algunas sugerencias durante el ciclo menstrual son las siguientes.

Procura:

1. Descansar. En la medida que sea posible, trata de tener poca actvidad física durante los primeros dos días de flujo pesado. Descansa pero evita dormir durante el día ya que esto interrumpe el ritmo biológico del cuerpo.
2. Hacer ejercicio ligero. Después del segundo día de flujo es recomendable hacer ejercicio ligero, como caminar. Evita ejercicios extenuantes como correr o actividades aeróbicas ya que el cuerpo está canalizando la energia para una eliminación óptima. El propósito de hacer ejercicio ligero es únicamente para estimular la circulación moderadamente y tranquilizar la mente.
3. Yoga. Si pracitcas Yoga, evita asanas o posiciones invertidas. Posiciones invertidas son todas aquellas en las cuales la cabeza se coloca más abajo que la altura de la pelvis. Dichas posiciones interrumpen el flujo de eliminación que actúa en respuesta a la fuerza de gravedad. Lleva a cabo una práctica de asanas más corta, e invierte mayor tiempo en ejercicios de respiración o Pranayama.
4. Elegir una dieta ligera y nutritiva. Es probable que durante este período del mes sufras de indigestión o inflamación con mayor facilidad. Procura elegir alimentos cocidos, nutritivos, calientes y ligeros para facilitar el proceso de digestión y desintoxicación. Asimismo, requieres reponer la energía que eliminas para una regeneración completa.
5. Llevar regularidad en tu rutina diaria. Vata Dosha se desequilibra principalmente con actividad irregular. Procura comer en horarios específicos y dormir a tus horas. El reloj biológico se sincroniza con mayor facilidad de esta manera lo cual ayuda al proceso de eliminación y fomenta establidad mental y emocional.
6. Masajear el abdomen. Si sufres de cólicos o dolores antes o durante tu período, un masaje suave en el abdomen ayuda a aminorarlos. Calienta 20ml de aceite de ajonjolí en baño maría y aplicalo en el estómago y el abdomen. Masajea en movimientos circulares en dirección a las manecillas del reloj. Empieza por el ombligo y poco a poco expande el circulo en forma de espiral hacia el exterior. Termina el masaje nuevamente en el area del ombligo y presionándolo suavemente.

Evita:
1. Consumir estimulantes. El café, alcohol y estimulantes intefieren con el proceso de eliminación y desbalancean el organismo y la mente.
2. Excederte en antojitos. Es común que durante estos días se antojen alimentos extremadamente dulces o salados. Procura satisfacer dicho antojo comiendo 10 almendras previamente remojadas y peladas con un puño de uva pasas. Esta combinación ayuda específicamente a estimular la glándula pineal y pituitataria que rigen las demás hormonas del cuerpo, además de ser altamente nutritivas.
3. Bañarte con agua extremadamente caliente o fría. El agua fría restringe los canales de flujo, mientras que el agua caiente los dilata y provoca un flujo en exceso.

Estas sencillas recomendaciones te ayudarán a purificarte y reestablecer el equilibrio natural y propio de la mujer mes con mes.

Terapeuta Ayurvédica certificada por el Australasian Institute of Ayurvedic Studies y ofrece consultas privadas.
Contáctala en [email protected]

Artículos relacionados

Delicioso y picosito

2 porciones Ingredientes: 2 filetes de pescado blanco 1 limón Sal al gusto Ingredientes para la Salsa: 1 cucharada de almendras molidas 3 cucharadas de

Scroll al inicio