Calmarse y reducir la ansiedad en tiempos de Covid 19

calma

Calmarse y reducir la ansiedad en tiempos de Covid 19

Dice uno de mis maestros, que lo que es, es.
No es ni bueno, ni malo. Es.
¿Y qué vamos a hacer con lo que es? Esa es la pregunta.

Me alegra ver que ante la inminente presencia del COVID-19 en nuestro país, la sociedad empieza a tomar acción antes que las autoridades y muchos decidimos mantenernos en casa.

Sé que hay mucha ansiedad y miedo en estos tiempos.

Pero, ¿Cuál es la diferencia entre la ansiedad y el miedo? El miedo es una reacción del cuerpo ante una amenaza o peligro externo real. Ya sea que estés en medio de un terremoto o el tener a una víbora de cascabel enfrente de ti.

La ansiedad es una reacción que sucede en el cuerpo cuando la amenaza o el peligro viene de dentro y no se identifica con claridad qué es lo que nos amenaza e incluso puedes saber que es irracional. Por ejemplo, cuando te es imposible subir a un elevador o a un avión, también puede manifestarse como preocupación mental, con pensamientos, historias e imágenes que nos creamos. También cuando no podemos dejar de ver las noticias respecto al Covid y la pasamos reenviando entre noticias, noticias quizás falsas y memes relacionados a la circunstancia mundial en la que vivimos o usamos gel indiscriminadamente.

Calma, regresemos a nuestro centro. Este es un regalo si queremos vivirlo así. Difícilmente volveremos a tener tiempo como éste, en el que la vida forzosamente nos está mandando a dejar de hacer lo que hacemos siempre en automático.

La vida nos está diciendo, deja de distraerte, para de comprar, para de ir a restaurantes, para de ir al cine, a eventos, quédate en tu casa, quédate contigo, quédate con tus seres queridos, con tus hijos. Hay muchas actividades que puedes realizar con ellos. En este link te comparto las ideas de las actividades que puedes realizar con tus hijos estando en casa.

Es momento de reinventarte, de cuestionarte sobre la vida que has llevado hasta ahora.

¿Qué quieres cambiar, qué te gustaría aprender? No tomes estos días como vacaciones, sino como el tiempo en el que te das la oportunidad de reinventarte. No nos quedemos pegados a Netflix, en cambio aprende un idioma en línea, toma un curso online sobre algo que siempre te ha interesado, toca un instrumento musical, limpia tu casa.

Una de las formas usuales en las que medicamente se trata el tema de la ansiedad, desde la perspectiva alópata, es a través del suministro de fármacos que a la larga pueden tener efectos secundarios o crearnos una adicción, sin embargo, es muy fácil caer en este tipo de solución.

Por supuesto que hay casos en los que hay que utilizar este tipo de medicamentos, sin embargo, como tratamiento alternativo o cuando la ansiedad no es crónica sino consecuencia de la situación en la que vivimos o de algún desequilibrio emocional, es posible seguir algunas de las siguientes sugerencias para combatir la ansiedad.

¡Pónlo en práctica!

  • Cambia tu pensamiento. No dejes que tu mente te “etiquete” como una persona ansiosa. Si sufres de ansiedad, es posible que recuperes la calma si tienes la intención y acción para que así sea.

 

  • Siente tu cuerpo y observa tu respiración. La práctica hace al maestro. Si quieres calmarte justo en el momento en el que algo te produce ansiedad, seguramente no lo lograrás. Si aprendes en tu vida cotidiana a observar tus sensaciones físicas, darles espacio y pones atención en tu respiración, te será mucho más fácil aplicarlo cuando realmente lo necesitas. La meditación y el yoga son muy buenas herramientas para encontrar tu paz.

 

  • Respiración anti-ansiedad. Con los dedos pulgares cubre las orejas. Y con el resto de los dedos cubre los ojos. Sentado o recostado, hay que inhalar y con la exhalación repetir el sonido mmmmmmmm haciendo vibrar los dos labios. Se sugiere repetir 10 veces y relajarse.

 

  • Tips provenientes de la medicina Ayurveda. El Dr. Ayurvédico Vasant Lad recomienda: “Para la ansiedad acompañada de palpitaciones, bebe una taza de jugo de naranja, acompañado de una cucharadita de miel de abeja y una pizca de nuez moscada.”

 

  • Tiempo de ir al doctor.

Todos experimentamos preocupación y ansiedad ocasionalmente. Pero si la ansiedad continúa por mucho tiempo e interfiere con nuestras ocupaciones sociales o trabajo, requiere de asistencia médica.

Aquí hay tres razones por las deberías de visitar al médico tal y como indica el Dr. Lad:

  1. Si experimentas síntomas crónicos severos como falta de aire, presión en el pecho o dolor, mareo, acompañado de tensión y preocupación.
  2. Si tienes ataques de pánico y/o períodos cortos de miedo intenso.
  3. Si evitas a la gente, lugares y/o situaciones con tal de evitar sentimientos de ansiedad.

Ana Paula Domínguez
Fundadora Instituto Mexicano de Yoga
@anapauyoga