Chaturanga Dandasana

Chaturanga Dandasana

  • Siéntese en el piso con el torso erguido, las piernas estiradas y los pies juntos.
  • Ponga las palmas en el piso al lado de los glúteos, dedos viendo hacia los pies, brazos estirados.
  • Si no logra estirar los brazos tendrá que poner las palmas más atrás.
  • Presione los isquiones y la parte posterior de las rodillas contra el piso mientras empuja los talones hacia el frente. 
  • Alargue la parte interna de sus piernas, de ingles a rodillas, a tobillos y dedos gordos empujando los metatarsos ligeramente hacia el frente.
  • Lleve los hombros hacia atrás y los omóplatos hacia la cintura.
  • Empuje las palmas al piso para enderezar los codos.
  • Enraice la parte posterior de las piernas, los isquiones y las palmas al piso para alargar el abdomen, la columna y el torso hacia arriba.
  • Mantenga el cuello recto y relajado, mirada al frente.
  • Quédese en la postura un minuto con una respiración suave y rítmica.

CON APOYOS (Dandasana con cobija)

  • Para ver si necesita una cobija, siéntese en el piso con las manos en los muslos.
  • Si con las manos en los muslos no logra mantener la espalda recta, siéntese en una o más cobijas hasta que logre mantener la espalda erguida sin esfuerzo.
  • Para poder sentarse bien en el mero centro de los isquiones, jale con la palma de la mano primero un glúteo y luego el otro hacia fuera y hacia atrás.
  • Siga las instrucciones de Dandasana.