Cinco lecciones para no olvidar el próximo año

Cinco lecciones para no olvidar el próximo año

¡Estamos a unos días de concluir el 2018! ¿Cuántas experiencias has acumulado en estos 365 días? ¿Qué has aprendido? ¿Qué has tenido que soltar? ¿Qué bendiciones has recibido? ¿Qué pérdidas te han impactado? ¿Qué metas has cumplido? ¿Qué desafíos te has impuesto? ¿Sigues construyendo tu camino hacia convertirte en la mejor versión de ti mismo?

Reflexionar sobre estas preguntas, desde la conciencia del testigo, es decir, sin emitir juicios de valor sobre los resultados de nuestra indagación, nos permite conocernos mejor para comenzar a identificar qué hábitos nos llevan a un estado de contentamiento y cuáles nos causan sufrimiento.

A lo largo de estos doce meses, he sido más consciente de cómo nos movemos en la esfera del cambio continuo. Si permitimos que nos nuestros pensamientos y acciones se sustenten en esta dinámica, nuestro estado de calma y serenidad dependerá de factores externos y esta perspectiva nos pone en franca desventaja para disfrutar del aquí y el ahora.

Han sido varios los momentos de gran luz que recuerdo con gran cariño, pero no estuve exento de episodios de oscuridad que me permitieron valorar a la mente como nuestro tesoro más preciado. Muerte, nacimiento; ganancia, pérdida; luz, oscuridad; día, noche; alegría, tristeza; unión, separación…  Los pares de opuestos siempre estarán ahí, como manifestaciones que surgen, se mantienen y se transforman. Ni siquiera nosotros podemos escaparnos de este dinamismo. Por esa razón, el Shivaísmo de Cachemira enseña que existen dos acciones necesarias para vivir en contentamiento: percepción clara y entendimiento correcto. Cultivar estas acciones será mi meta para 2019. ¿Cómo mantenerme constante en esta intención?

En este contexto, quiero agradecerte por la confianza de leer los artículos que escribo, asistir a los talleres  y retiros que imparto, practicar en las clases que ofrezco, escuchar los programas de radio en los que participo o leer alguno de los dos libros que he publicado. He contemplado y aprendido contigo en esta comunidad que juntos hemos formado a partir de la honestidad y de reconocer que ambos anhelamos una vida plena que nos permita desarrollar nuestros talentos, estar con la gente que amamos, trabajar por un mejor país y dejar el mundo mejor de cómo lo encontramos. Para mí, es uno de los mejores regalos que he recibido. Gracias por hacerlo posible. Y aquí enlisto un resumen en cinco lecciones de lo que aprendí contigo al preparar todo lo que vivimos en este año y que serán los pilares para recibir un 2019 de múltiples posibilidades.

  1. La mente es el tesoro más valioso de un ser humano. Conócela para volverla tu mejor amiga.
  2. La mente es cambiante y esto nos permite trabajar con los estados mentales para generar una percepción clara. Puedes cambiar tu realidad si cambias tu percepción.
  3. Medita, ejercítate, aliméntate apropiadamente, descansa lo suficiente y pasa tiempo con la gente que amas. Estas acciones te permitirán tener claridad.
  4. Permanece atento a las historias que te cuentas de manera cotidiana. Si quieres un mejor trabajo, ¿cómo te cuentas tu historia para lograrlo? Si quieres más ingresos, ¿qué historias te estás contando sobre el dinero?
  5. No te compares con los demás. Eres único e irrepetible y por lo tanto tu vida tiene sentido. Inspírate en personas que admires, pero deja de medir tu felicidad en función de la vida de otros.

¡Qué juntos recorramos el 2019 con gratitud, compasión y claridad! ¡Qué la vida nos siga sorprendiendo gratamente! ¡Qué reconozcamos el campo de posibilidades que tenemos adelante para crear, crecer y construir una vida en equilibrio y gozo.

Lecturas recomendadas:

Mesino, Daniel, Date un break, Yoga en tu Empresa, 2017, México.

Mesino, Daniel, Meditación para una vida plena, Yoga en tu Empresa, 2018, México.

 

Por Daniel Mesino