Cómo ayudar cuando nace un nuevo bebé

Cómo ayudar cuando nace un nuevo bebé

Cómo ayudar cuando nace un nuevo bebé

Los días y las semanas siguientes a la llegada de un bebé pueden ser algo abrumadores tanto si eres mamá primeriza como si ya tienes hijos: querer tenerlo todo en orden como antes, cuidar de la familia o sobrellevar los altibajos de las hormonas del posparto no es tarea fácil. Y si bien las visitas siempre traen las mejores intenciones, muchas veces no nos proporcionan la ayuda que realmente se necesita.

Por si fuera poco, parece que hoy en día no se valora el tiempo y el espacio que una mamá necesita para descansar y recuperarse del parto. En mi caso lo dejé claro mucho antes. Las constantes quejas de amigas que habían sido madres sobre las visitas inesperadas justo cuando el bebé se acababa de dormir me hicieron adelantarme a las circunstancias: “nada de visitas los primeros días”. Y aunque me esperaba algún que otro enfado por parte de familiares y amigos, finalmente me sorprendió la comprensión con la que aceptaron mi decisión. Sinceramente, esto me facilitó sobremanera el descanso y me ayudó a conectar mucho más con mi bebé durante las primeras semanas.

Cuando traemos al mundo a un bebé, realmente necesitamos y merecemos toda la ayuda posible. Si las visitas se dan para brindar ayuda y apoyo en los días y semanas posteriores al nacimiento de un nuevo bebé, ayudaremos a que la mamá se sienta amada y cuidada, y quizás evitemos los sentimientos de soledad e incluso la depresión postparto.

¿Y cómo podemos colaborar? Si alguna amiga o familiar ha tenido un bebé recientemente y quieres visitarla pero no estás segura de cuál es la mejor manera de ayudar, estas simples pero importantes sugerencias le permitirán tener el tiempo y el espacio que necesita para descansar y recuperarse.

Llévale la comida de todo un día

Esta es la ayuda más común y definitivamente es super necesaria y muy valorada. No tener que preocuparnos por el almuerzo o la cena nos quita un gran peso de encima. Cualquier comida que no se tenga que preparar o cocinar seguro que nos sabe especialmente bien, sobre todo si después de comer no nos espera una cocina llena de trastos por fregar. Una buena opción sería coordinarse con varias amigas para cocinar por varias semanas y prepararle el menú diario a la recién estrenada mamá.

Cuida de sus hijos mayores

Ofrecerse para cuidar a los niños mayores es una gran ayuda porque a menudo la parte más abrumadora de tener un bebé es combinar las necesidades de los niños mayores con las del recién nacido. Puedes invitar a los niños a tu casa o llevarlos al parque para darle un poco de tiempo a mamá. También puedes ofrecerte a cuidarlos en su casa mientras ella sale y hace recados con el bebé. Si optas por esta opción, sigue leyendo para ver cómo puedes ayudar mientras estás ahí.

Ayúdale con las tareas del hogar

Para algunas personas, esto puede ser algo incómodo, pues nos da un poco de apuro. Pero tratar de cuidar de un bebé o varios niños a la vez en medio de una casa desordenada o sucia es algo estresante y agobiante. Por eso, estaría bien ayudarle con la limpieza de la casa haciéndole saber que no nos importa el estado en el que se encuentra (todas nuestras casas están desordenadas y fuera de control a veces, ¿no? ). Lavar los platos, limpiar la cocina, aspirar el suelo, quitar el polvo, poner una lavadora u ordenar los juguetes son tareas que podemos hacer y que se van a valorar muchísimo.

Hazle la compra 

Si vamos a comprar o a hacer recados, podemos preguntarle si quiere que compremos algunas cosas para ella. Te aseguro que apreciará no tener que preocuparse por salir a comprar con sus hijos.

No presumas de tu propia experiencia

O de la de tu hermana, tu mejor amiga o cualquier otra madre que conozcas. No es momento para ponerse a contar la fantástica historia sobre cómo tu bebé dormía como un ángel desde que nació o que nunca lloró. ¿Ves las ojeras que tiene, su pelo sucio y su cansancio? Esta mujer no quiere escuchar nada de eso.

Escúchale

Pregúntale cómo está. Es posible que no tenga ni idea de si lo está haciendo bien o mal, puede que tenga depresión posparto, que no se sienta vinculada a su bebé como cree que debería, etc. No supongas que está completamente feliz.y deja que hable todo lo que quiera

Tu amiga estará muy agradecida de saber que te importa. Apreciará el hecho de que le recuerdes que todavía es un ser humano, no solo una madre.

Por Davinia Velasco