¿Cómo el Yoga puede ayudar a manejar el estrés y mejorar tu calidad de vida?

Instituto Mexicano de yoga

¿Cómo el Yoga puede ayudar a manejar el estrés y mejorar tu calidad de vida?

Leemos en los perfiles de puesto la siguiente habilidad <trabajo bajo presión> inmediatamente me cuestiono ¿esto es en verdad una habilidad que ayuda a que las personas seamos más productivas? No es que, esto es el resultado de un ambiente de trabajo negativo e inadecuado, de políticas inadecuadas de seguridad y protección de la salud, prácticas ineficientes de gestión y comunicación, escaso poder de decisión del trabajador o ausencia de control de su área de trabajo, bajo nivel de apoyo a los empleados, horarios de trabajo rígidos y falta de claridad en las áreas u objetivos organizativos.1

Más de 300 millones de personas en el mundo padecen depresión, un trastorno que es la principal causa de discapacidad. Además, muchas de ellas sufren también síntomas de ansiedad. Según un reciente estudio dirigido por la OMS, los trastornos por depresión y por ansiedad cuestan a la economía mundial US$ 1 billón anual en pérdida de productividad. Por otro lado, es bien conocido que el desempleo es un factor de riesgo de problemas mentales, mientras que la obtención de un empleo o la reincorporación al trabajo ejercen efectos protectores. 1

Vivimos tomando paliativos para calmar la manifestación de los problemas que experimentamos a causa de un manejo inadecuado de nuestras emociones, causados también por no expresarnos con libertad y honestidad , por ejemplo dolor de cabeza, gastritis, colitis, ansiedad, insomnio, etc.; somos parte de un mundo capitalista que lucra con la salud, el amor y la felicidad, vivimos en un mundo que ofrece remedios para todo y soluciones para nada. Medimos nuestra felicidad en número de likes, pensamos que la salud está asegurada porque tenemos una póliza con cobertura extendida y nos sentimos amados si alguien pone un me encanta en nuestras publicaciones, si nos dicen frases gastadas carentes de verdad pero llenas de moda y la mayor parte del tiempo dejamos para después lo que debe estar antes; nosotros, nuestra mente, nuestro ser.

Somos un cúmulo de títulos nobiliarios y propiedades, entre mas tenemos más valemos, pero olvidamos preguntarnos ¿qué sucedería si se acaba todo eso? La respuesta es simple, lo que quede después de perder las máscaras, lo que perdura aún y sin poseer bienes, eso es lo que realmente somos.

Somos y existimos en medida que amamos, que tocamos la vida de otro ser, en medida que aportamos cosas buenas que ayuden a que el mundo sea un mejor lugar, porque eso que vemos insignificante de forma individual, cuando se suma al colectivo impacta y en grande. Y de ahí deriva la idea de cambiar en lo individual y contagiar a las personas que nos rodean.

Y ¿qué tiene que ver esto con el yoga?, pues ¡todo! El yoga, no es sólo una secuencia de estiramientos para mantener el cuerpo en forma, el yoga es un estilo de vida, es una forma de ser y actuar.

El yoga físico o el Hatha Yoga, fue creado principalmente para facilitar la práctica verdadera del Yoga, es decir, del entendimiento y el dominio completo sobre la mente. El significado actual del yoga es la ciencia de la mente.2

El yoga es una las ciencias espirituales más extraordinarias que haya descubierto la humanidad. Es como una gema en grandes proporciones y múltiples facetas cuya luz puede iluminar la totalidad de nuestras vidas otorgándole gran significado. Con unos orígenes que se remontan a hace más de cinco mil años, es una de las pocas tradiciones espirituales que han mantenido un desarrollo ininterrumpido a lo largo de la historia. Dado que abarca todos los aspectos del ser humano y de la naturaleza, es capaz de desplegar tanto interior como exteriormente las energías superiores a nuestro alcance.3

Un día cuando tenía alrededor de 10 años recuerdo que me dio un fuerte dolor de cabeza, fue una sensación sumamente desagradable, entonces al no comprender que estaba pasando intente dormir y al paso de varias horas desperté y aún estaba presente el dolor pero con menor intensidad, desee no volver a sentir eso, pero mis deseos no fueron realidad y ese dolor acompañado de diversos síntomas y malestares regreso una y otra vez. Aún y cuando intente que no fuera el dolor lo que controlara mi vida, logro tener el control de mis actividades, de mis emociones y mi actitud ante la vida en muchas ocasiones.

Al cumplir los 23 años de edad, comencé a trabajar en un reconocido hospital y tenía un cargo gerencial, mi salud era pésima, o al menos así me sentía, 13 años después el dolor de cabeza seguía siendo una constante en mi vida, aún y cuando ahora vivía rodeada de médicos que amablemente me brindaban su opinión experta seguía sin saber la razón de tanto malestar, un año más tarde después de muchos estudios y costosas consultas médicas me diagnosticaron disautonomia y fibromialgia, me dieron todos los fármacos que pueden dar para esos padecimientos y simplemente todo seguía igual. No podía hacer ejercicio porque me sentía peor, me sentía sola, incomprendida y frustrada; esto aunado a que en las demás esferas de mi vida las cosas no iban mejor que con mi salud, temas familiares sin resolver, problemas laborales, decepciones amorosas, presiones económicas, entre otras cosas.

Existe en nosotros una necesidad intrínseca de cambiar, que nos impulsa como individuos y como sociedad al siguiente nivel, y ésta aparece casi siempre en los momentos más inoportunos: durante periodos de tensión social, conflicto y presión personal. Es en esos momentos cuando debemos cortar con los hábitos que ya no nos sirven y aprender a conciencia nuevas conductas; hay que romper con lo viejo y dar un paso consciente hacia lo nuevo.4

Así que un día pensé: mejor cambia tú estilo de vida y ya olvídate de las medicinas; luego vino la pregunta obligada, ¿cómo se cambia el estilo de vida? Y la respuesta que encontré fue inscribirme a un gimnasio e iniciar una dieta.

Casi todos los ejercicios posibles me hicieron sentir peor, mareos, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, esos eran los resultados de pasar una hora ahí.

Pero un día pasó algo maravillo, casi que por error entre a una clase de yoga, pensando que era body balance, y, ¡la amé! De ahí en adelante buscaba esa clase y poco a poco todo fue mejorando, hasta que un día logre hacer una clase completa sin sentirme mal, al contrario me sentí bien. La percepción de mi ante mí cambio enormemente, logre conocerme un poco más y entender y escuchar a mi cuerpo.

Con el paso del tiempo entendí que hacer yoga no es sólo una práctica física, es transformar tu mente, tu espíritu, volverte flexible y mantener la mente abierta y perceptiva.

Es saber que tenemos las llaves en nuestro poder, pero que es nuestra responsabilidad cuál usamos en cada situación.

Patánjali nos da cuatro llaves, amistad, compasión, deleite e indiferencia. Sólo hay cuatro clases de cerraduras en el mundo. Guarda estas cuatro llaves siempre contigo, y cuando te encuentres con una de estas cerraduras tendrás la llave adecuada para abrirla. Estas cuatro cerraduras son: la gente feliz, la gente infeliz, los virtuosos y los malvados.2

Tiempo después me adentre más en el yoga, tome una certificación para maestros y mi vida dio un giro de 180O, entendí que cada malestar del cuerpo es una manifestación de la mente o de las emociones, y que antes de atacar ese síntoma deberíamos identificar que lo ocasiona y trabajar en sanarlo, en resolverlo o perdonarlo.

Las terapias alternativas no deberían ser alternativas para cuando todo lo demás fallo, deberían ser la primera opción, si comenzamos a buscar en el origen y de ahí se parte para hacer cambios, entonces todo va a cambiar, lo natural siempre es mejor porque forma parte de nosotros, de nuestro origen, de lo que somos, existe ya un vínculo, sólo es cuestión de recordarlo y revivirlo.

Ayurveda

El ayurveda es el arte de vivir la vida cotidiana en armonía con las leyes de la naturaleza. Es una antigua sabiduría natural que abarca todo aquello que este relacionado con la salud y la sanación; es una ciencia de la vida. Los objetivos de esta ciencia son, por un lado, mantener la salud de la persona, y por otro, curar los males de la persona enferma. En sus tratamientos, tanto la prevención ( el mantenimiento de la buena salud) como la curación se llevan a cabo exclusivamente por medios naturales.

Según el ayurveda, la salud es el estado de equilibrio perfecto entre las energías fundamentales del organismo y el equilibro igualmente vital del cuerpo, la mente y el alma o consciencia.

El ayurveda es una ciencia profunda de vida que abarca todo el conjunto de los seres vivos y establece una relación entre la vida del individuo y la vida del universo. Es un sistema holístico de sanación en el sentido más autentico de la expresión.

En su trabajo para generar salud, el ayurveda tiene en cuenta, estos distintos niveles de vida y también las conexiones que se establecen entre ellos.5

Pero el ayurveda no es la única opción de mantener o recuperar nuestra salud, existen otros métodos naturales, tales como la aromaterapia, los masajes, elegir los colores que se encuentran a nuestro alrededor, la música que escuchamos y la meditación.

De forma que si conjuntamos la practica física, cuidamos la alimentación, salvaguardamos nuestra salud a través de métodos naturales, nos rodeamos de gente positiva, meditamos para ir hacia adentro y aquietar nuestras perturbaciones mentales, lograremos ser personas sanas y felices, logremos un desapego horizontal y un compromiso vertical, de esta forma podremos impactar a las personas que trabajan con nosotros, a nuestra familia y amigos.

Es posible mejorar el ambiente laboral con algunos pequeños cambios, según la Organización de la salud con las siguientes medidas es posible crear un ambiente saludable.

  • Tomar conciencia del entorno de trabajo y de cómo se puede adaptar para promover una mejora de la salud mental de los distintos empleados;
  • Aprender de las motivaciones de los directivos y empleados de la organización que han adoptado medidas;
  • No reinventar la rueda y fijarse en las medidas adoptadas por otras empresas;
  • Conocer las necesidades de cada trabajador y las oportunidades de que dispone, con el fin de elaborar mejores políticas en materia de salud mental en el lugar de trabajo; y
  • Conocer cuáles son las fuentes de apoyo a las que pueden recurrir las personas para pedir ayuda.1
  • Fomento de las prácticas tradicionales basadas en la evidencia para la promoción y prevención en materia de salud mental (por ejemplo el yoga y la meditación). 6

Nos debemos olvidar que adicional al ámbito laboral, nuestra vida se forma de diferentes aspectos y cada uno de ellos es igualmente importante, la familia, los amigos, nuestra pareja, nuestros sueños, nuestros anhelos y sobre todo nosotros mismos, lo que nos gusta, lo que nos apasiona, lo que sentimos y el entendimiento de porque lo sentimos.

No tengamos miedo a vivir una vida plena, a experimentar esa sensación con la conciencia de la responsabilidad que eso conlleva, experimentemos cosas nuevas que hoy día sabemos que son efectivas y verdaderas, dejemos de jugar a comprar remedios inmediatos, ilusiones falsas para resolver problemas, carencias, depresión, ansiedad y mejorar la salud. Volvamos flexible no sólo nuestro cuerpo, sino también nuestra mente. Cuidemos de nosotros mismos como el tesoro más preciado, vivamos un día a la vez, pero sin dejar de lado el siguiente, respetemos la tierra y brindemos amor, seamos compasivos y auténticos.

Por Ángeles Silva Sánchez.
Egresada de la 2da generación de la Especialidad de Yoga Empresarial.

[1] Organización de la Salud. Octubre 2017. Salud Mental en el lugar de trabajo.
2 Sri Swami Satchidananda. (2013). Los Yoga Sutras de Patánjali. Buckingham, Virginia: Integral Yoga Publications.
3 Dr. David Frawley. (2012). Yoga y Ayerveda; Autosanación y autorrealización. Barcelona: Ediciones Ayurveda.
4 Lauren Imparato. (2016). Yoga para la vida real. Retox, yoga, alimentación, actitud. México:Planeta.
5 Vasant Lad. (2012). Curación Ayurveda, Guía completa para el tratamiento en el hogar. Madrid: Gaia Ediciones.
6 Organización Mundial de la Salud. 2013. Plan de acción sobre salud mental 2013-2020.

yoga empresarial

Si quieres saber más sobre Yoga Empresarial da click aquí.