¿Cómo puede el yoga ayudar a los niños?

¿Cómo puede el yoga ayudar a los niños?

El yoga es una actividad recomendada para todos los niños y niñas, sin importar su edad, condición socio económica o si presentan enfermedades (físicas, mentales o emocionales) o habilidades diferentes. Es una actividad integral que constituye una base firme para que, en el futuro, disfruten de una vida adulta plena, alegre y saludable. El yoga es una disciplina que trabaja en el niño a nivel físico, mental y emocional, ayudándolo a canalizar su energía, reafirmar su autoestima, reconocer sus sentimientos, fortalecer y conocer su cuerpo, ejercitar su respiración y enfrentar sus miedos para trascenderlos.

La práctica de yoga asocia el trabajo corporal y mental; los niños comienzan a hacerse conscientes de sus emociones y sensaciones. Aprenden a identificar lo que sienten física y emocionalmente; comienzan a identificar sus emociones y se permiten sentir todo aquel sentimiento que llegue a ellos.

Como maestra de Yoga Kids, considero de mucha importancia el hecho de que los niños empiecen a identificar lo que sienten; que no se queden con el típico “estoy/me siento: bien, mal, triste, feliz, enojado”.  Muchos niños crecen escuchando las siguientes palabras: “no llores” / “no te enojes” / “no seas enojón” / “no estés triste”, etc. Algo que he aprendido en mi camino es que debemos permitirle a los niños, y a nosotros mismos como adultos, el sentir enojo, tristeza, frustración, coraje. En clase de yoga, los niños se dan la oportunidad de sentir todo tipo de emociones, incluyendo las negativas; aprenden que es válido sentir enojo (por ejemplo), pero lo que no es válido es faltar al respeto, desobedecer o actuar de manera grosera e impulsiva. Los niños se empiezan a conocer a sí mismos, se dan la oportunidad de sentir, pensar y meditar sobre lo que sienten y al cabo de unos minutos, reincorporarse a las actividades, habiendo trascendido ese enojo o emoción negativa que les llegó.

Algunos de los beneficios que consiguen a nivel físico y mental los niños que practican yoga son: desarrollo y destreza de los músculos motores; flexibilidad física y mental; estimulación de la circulación; baja en el nivel de estrés infantil; incremento de la tolerancia a la frustración; mejoría en los hábitos de la respiración; armonización de la personalidad y el carácter; mejoría en la interacción con los demás; control de las emociones y reacciones; trabajo continuo de la creatividad, agilidad, responsabilidad, toma de decisiones; entre muchísimos otros. Podría decirse que los beneficios del yoga son interminables, ya que su práctica nos ayuda a mantenernos en un continuo trabajo de crecimiento personal.

Todos los beneficios del yoga para los niños tienen una consecuencia directa: su felicidad. Gracias al yoga, los niños aprenden a quererse a sí mismos, a conocerse, a respetar al resto de compañeros, a aprender en grupo y a reconocerse a sí mismos en grupo con los demás. Es una disciplina que no tiene edad y, precisamente por eso, desde las edades más tempranas hasta la vejez, esta disciplina es una gran herramienta para mantener el cuerpo y la mente activos y poder encontrar el equilibrio en nosotros mismos.

En Temploo Yoga Mats tenemos tapetes especialmente diseñados para niños y niñas. Te invitamos a conocer nuestra página web http://temploo.com/es/para que descubras los tapetes Yoga Kids y todos los demás productos que tenemos para ti.

 

Por Fernanda Noriega.