¿Reconoces las causas del estés laboral?

Ya seas empleado, empleada, jefe, o emprendedora hay algo a lo que todos, sin importar a que nos dediquemos estamos expuestos y esto es, al estrés laboral y por supuesto a sus consecuencias.

El ritmo de vida se ha acelerado muchisimo en los últimos años y por supuesto, las exigencias laborales en horarios, responsabilidades y carga de trabajo también han aumentado considerablemente.

Somos una generación que está siendo aplastada por el estrés.

¡Si observas más de uno de estos síntomas, podría ser que padeces estrés laboral!

  • Reducción de productividad
  • Descenso en la calidad de vida
  • Problemas de salud física y/o mental (enfermedades)
  • Trastornos de depresión y ansiedad
  • Problemas familiares
  • Riesgos de alcoholismo y otras adicciones
  • Problemas de movilidad en espalda, cuello y hombros.
  • Obesidad

 

¡Toma acción! Te compartimos algunos tips para manejar mejor el estrés

  • Haz pausas de 10-15 minutos por cada sesión de 60 a 90 minutos de trabajo.
  • Haz ejercicio: Mover tu cuerpo libera tensión y genera hormonas relacionadas con el bienestar.
  • Utiliza aromaterapia: Aceites esenciales comonaranja o lavanda, ayudan a crear calma en situaciones de estrés.
  • Respira: Cierra tus ojos por un par de minutos, siente el apoyo de tus pies al piso y hazte consciente de tu respiración, esto te permitirá darte un momento de relax.
  • Duerme lo suficiente: Esto te mantendrá alerta, relajado y productivo.

 

Una de las alternativas para el manejo de estrés que se han probado desde hace muchos años y que más recientemente se están incluyendo en las empresas, son programas de yoga y meditación con un énfasis especial en manejo de estrés.

 

Yoga Empresarial

El Instituto Mexicano de Yoga, es pionero en este tema, creando el primer programa de capacitación para instructores de yoga en Empresas.

Su cuarta generación está por empezar, si te interesa puedes checar AQUI, toda la info.

Recuerda, cuidar de tu salud y bienestar físico y emocional es no sólo tu responsabilidad, sino tu deber.

 

Comienza HOY a cuidar de ti.

Namaste.