El Yoga Iyengar

El Yoga Iyengar

B. K. S. Iyengar, o Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyengar (nació el 14 de diciembre de 1918), es el creador del Iyengar Yoga y es considerado el maestro más influyente de yoga, falleció este miércoles 20 de agosto . Escribió libros que han vendido millones de copias: La luz sobre el Yoga, La luz sobre el Pranayama y la luz sobre la Vida entre otros.

BKS Iyengar fue uno de los primeros alumnos de Tirumalai Krischnamacharya, al cual se le refiere comúnmente como el padre del yoga moderno. Ha enseñado el yoga en India y después ha exportado su método a todo al mundo, empezando con Europa, principalmente en Inglaterra, Alemania, Italia y España, luego a Estados Unidos donde actualmente se práctica mucho éste método de yoga y desde hace varios años en Latinoamérica, incluyendo México. También en Australia y algunos países asiáticos.

A BKS Iyengar se le ha acreditado como uno de los 100 hombres más influyentes en el mundo por la revista Time. Las clases de yoga Iyengar se ofrecen en todo el mundo con gran éxito gracias a la estructura del método de enseñanza y la impecabilidad de los maestros certificados que atraviesan por una rigurosa certificación.

El Iyengar Yoga lo puede practicar cualquier persona independientemente de su edad, su religión o sus circunstancias en la vida. El Iyengar Yoga no es competitivo sino inclusivo; sobre todo gracias a una distinción importante contra otros estilos de yoga, que básicamente es el uso del equipo llamado PROPS, mismos que le ayudarán al practicante a desarrollar su fuerza, flexibilidad y control en una postura para poder alcanzar y desarrollar su potencial máximo. De ésta forma, el alumno trabaja guiado por el maestro dentro de su máxima habilidad en una clase que por lo general es de niveles mixtos. Hay que recalcar que el maestro ésta entrenado para elegir los PROPS correctos y de supervisar que el alumno trabaje correctamente individualmente y no importando su nivel de yoga o sus padecimientos (según el nivel de certificación de un maestro).

El Iyengar Yoga ésta basado firmemente en los principios de los Yoga Sutras de Patanjali, un sabio Indio que vivió aproximadamente 1700 años atrás. Los estatutos de los Yoga sutras guían al practicante hacia una paz mental y armonía para lograr alcanzar la bendición última: el estado de Samahdi. Esta filosofía está bien explicada en muchos libros de BKS Iyengar. La más sencilla probablemente es la introducción en el libro Light on Yoga (Luz sobre el Yoga). También se pueden encontrar otro tipo de énfasis en otros de sus libros como: Light on the Yoga Sutras of Patanjali, que es su traducción e interpretación de los Yoga Sutras, Tree of Yoga, Light on Ashtanga Yoga y la publicación más reciente: Light on Life.

BKS Iyengar ha descrito su yoga como el yoga de Patanjali y ha decidido seguir impecablemente sus enseñanzas, sobre todo en lo que el considera Raja, Jñana, Bhakti y Hatha Yoga, ya que las considera partes constitutivas de la practica completa del Iyengar yoga y precisa que no deben de practicarse de forma separada.

El segundo capitulo de los Yoga Sutras empieza con una definición de Kriya Yoga, el yoga de la acción, que tiene 3 aspectos, Tapas (auto-disciplina), Svadhayaya (auto-estudio) e Isvara Pranidhana (rendición a Dios). Este Kriya yoga incluye los 3 grandes caminos del yoga: Karma marga (el camino de la acción), Jñana marga (el camino del conocimiento) y Bhakti marga (el camino de la devoción). Nosotros, los que practicamos Iyengar Yoga, practicamos Kriya yoga.

Con una práctica regular y guiada, los efectos corporales y psicológicos son inmediatos. Un estado general de sentirse físicamente bien, encontrando un estado de paz mental. Esto no quiere decir que el practicante ésta inmune a las enfermedades, pero si quiere decir que si se llega a enfermar, el yoga le va a ayudar a encarar su problema y también le va a enseñar a manejarlo.

El enfoque del Iyengar yoga se centra en el alineamiento postural, así como en problemas estructurales. También ayuda a relajar tensiones de índole emocional. Este tipo de yoga es demandante en esfuerzo y atención al detalle en cada postura lo que hace que se incremente la concentración y el enfoque, ayudando aliviar la el stress de la mente y el cuerpo. Ayuda a desarrollar un conocimiento más profundo del Sí mismo, que a su vez contribuye a ganar una mayor auto-confianza.

El Iyengar Yoga se caracteriza también por la precisión y alineamiento en la ejecución del asana o postura, así como la secuenciación de estas mismas para lograr el efecto deseado. Las posturas se sostienen un cierto tiempo para adquirir el beneficio máximo. El Iyengar Yoga hace mucho más consciente a la persona en sus movimientos, en la alineación de una parte del cuerpo con otra, lo que hace que el cuerpo funcione correctamente y la respiración fluya tranquilamente. Si la respiración se encuentra balanceada, entonces la mente, las emociones y los sentidos se balancean también.

La enseñanza del Yoga Iyengar es muy similar en cualquier parte del mundo debido a los métodos rigurosos de estandarización en los niveles de enseñanza según el grado obtenido por cada maestro. Por lo general el maestro enseñará siempre su clase con un propósito específico para que el alumno se vaya con un entendimiento específico de una parte de su cuerpo y cada clase será diferente, nunca hay dos clases iguales.

Una clase de yoga Iyengar empieza con la recitación de tres OMS y el canto a Patanjali. Después seguirán una serie de asanas que empezarán a movilizar al cuerpo para abrirlo y activarlo, para aquietar la mente y entrar en un estado de enfoque y concentración en cada una de las posturas. Las posturas de pie son fundamentales en Iyengar Yoga y se deben dominar antes de aprender otro tipo de posturas más complicadas. Por lo tanto, las posturas de pie son el fundamento del Iyengar Yoga y se tienen que estudiar continuamente.

El maestro sabe que debe balancear la práctica del alumno haciéndolo trabajar fuertemente pero sabiendo que en el momento que el alumno acabe su clase, saldrá del estudio lleno de energía y sintiendo su cuerpo alineado.
La práctica después se puede enfocar en otro tipo de posturas incluyendo backbends, forward bends, posturas invertidas y restaurativas, mismas que preparan al alumno para la práctica de pranayama o control en la respiración. El pranayama por lo general se enseña a alumnos que tienen 2 años en la práctica de yoga.

El salón de clases lo acomoda el maestro según las posturas que vaya a enseñar. El estándar de calidad es tan alto en los maestros certificados que enseñan yoga Iyengar, que tienen el record más bajo de alumnos lesionados por el yoga en el mundo.

BKS Iyengar ha alcanzado un éxito impresionante en el tratamiento de varios padecimientos y enfermedades en el ser humano; físicas, estructurales y emocionales. El maestro que llega a certificarse en los niveles Intermedios y después Seniors, tienen la autorización de ir aprendiendo del conocimiento adquirido por maestros de los niveles más altos y del mismo BKS Iyengar en Pune, India sobre estos mismos temas. Cuando el maestro se encuentre listo a través del estudio riguroso con otros maestros, libros, práctica y la espera necesaria para pasar de un nivel a otro (algunas veces pueden ser dos años), presentará sus exámenes de certificación ante 3 sinodales de niveles más altos, y si pasa, es entonces cuando se hará acreedor a poder tratar ciertos padecimientos de alumnos según el nivel adquirido. La marca de certificación que adquiere un profesor es la garantía de la calidad del mismo.

Todos los profesores certificados se encuentran enlistados en la asociación de Yoga Iyengar de su país. Por favor, si están interesados en conocer más sobre profesores de yoga Iyengar certificados en su país, sólo tecleen en Google profesores Iyengar y su país, automáticamente les arrojará el dato de su asociación. En México favor de consultar la página de la AMYI.

Cualquier duda estoy a sus órdenes como maestra certificada en el nivel Intermedio Junior I y me pueden escribir a yogaparacorredores@gmail.com

Namasté