De grande quiero ser como el Chapo

De grande quiero ser

De grande quiero ser como el Chapo

El origen de mi colaboración de esta semana, viene de dos cosas que escuché que me dejaron totalmente sorprendida y me hizo reconocer que el entorno social en el que estamos viviendo, es muy diferente que en el que nosotros crecimos.

La primera fue cuando, el amigo de mi hijo de 9 años, le dijo que su hermano de 5 años, se había encontrado a una mujer desnuda en Internet. La segunda cuando otro niño de la escuela, en una clase dijo que el de grande quería ser como el Chapo.

¡Francamente me sorprendí!

¿De verdad?

¿Estamos tan alejados de nuestros hijos y los dejamos a la deriva viendo sin ningún tipo de restricción Netflix o Internet?

¿Cuántos papás, los que en este momento leen esto saben que existen controles parentales tanto en Netflix y otros que se instalan en las computadoras como el Mac Afee para proteger a nuestros hijos de lo que ven en internet?

La educación en la era digital es responsabilidad de maestros y de adultos, no solo en el sentido de usar estos controles parentales, sino de tener una comunicación con ellos y estar pendientes de acompañarlos y aconsejarlos sobre lo que ven en la televisión.

Sacarlos de la fantasía de creer que un delincuente es un modelo a seguir, darles valores positivos sobre la honestidad, el respeto a la vida, la empatía con las personas y, sobre todo aprender a ponerles límites.

Cuando permitimos que otros, tengan una influencia sobre nuestros pensamientos y nuestras acciones, puede ser que sintamos una sensación de angustia. Como padres de familia estamos expuestos a escuchar un sin fin de opiniones sobre cómo deberíamos criar o no a nuestros pequeños. Y lo que es un hecho, es que a veces hay que cortarnos el cordón umbilical y confiar en nuestra capacidad de ser padres y tomar la decisión de ser responsables, en el acompañamiento adecuado a estos tiempos, que les damos.

Necesitamos poner límites respecto a lo que opinan los demás, de la misma forma en la que debemos de poner límites a nuestros hijos, como explica Lee Lozowick: “Los niños necesitan aprender las definiciones, los límites y las extensiones de su mundo y del mundo. Un niño criado sin límites crecerá confundido, inseguro de sí mismo y de su comportamiento, y a menudo actuará negativamente en un intento desesperado de conseguir que le sean impuestos dichos límites”.

“Hoy en día como padres muchas veces no ponemos límites porque como dice Rosa Barocio: “Los padres delegan su responsabilidad en los hijos para evitar conflicto o por miedo a parecer autoritarios. Quieren complacer a los hijos y tenerlos contentos y más que nada temen perder su cariño. Ser padres implica ser responsables y también correr el riesgo de equivocarnos”.

Nos importa tanto el tema de la educación, por eso surgió Mother´s Day, un evento que se llevará a cabo el 5 de mayo en la Ciudad de México y en donde hemos invitado a más de 30 especialistas a platicar y reflexionar sobre el tema de la crianza saludable y consiente de nuestros hijos.

Si eres mamá o papá, reserva el sábado 5 de mayo y regístrate en la página www.mothersday.mxpara participar en este evento en donde aprenderás todas las herramientas para apoyar a tus hijos en su crecimiento y proceso de vida.

Afirmaciones para fortalecer la voluntad y para ganar seguridad.
  • Elijo recuperar mi sentido de autoridad a través de tomar decisiones concientes.
  • Hago a un lado mi miedo para guiar a mi hijo con confianza y decisión.
  • Nuestra tarea como padres no es complacer, ni dar gusto, es educar.
  • Confío en mis habilidades para guiar de manera respetuosa a mi hijo.
  • Tomo con valor la responsabilidad de poner límites a mi hijo.

Recuerda:
“El verdadero amor de los hijos por los padres surge del respeto que sienten por ellos, respeto que necesitan ganarse los padres a través de su firmeza y de sostenerse en lo que creen correcto”.

Meditación capitulo 7.
Meditación para equilibrar el trato con los niños.

equilibrar el trato

Siéntate bien derecha con las piernas cruzadas y la barbilla levemente adentro, las manos descansan sobre las rodillas con las puntas de los dedos pulgares e índices de cada mano tocándose, mientras que los demás dedos descansan sobre el interior de las palmas.

Los ojos van cerrados y lleva la vista al tope de la cabeza, solo moviendo los ojos, imagina que tienes un pequeño agujero dentro del cráneo por el cual puedes ver el techo.

Inhala concentrándote en el tope de tu cabeza y mentalmente proyecta el mantra “saa taa”, exhala proyectando del tope de tu cabeza “naa maa”, y continúa hasta 31 minutos.

SAquiere decir comienzo.

Taquiere decir vida.

Naquiere decir muerte

MAquiere decir resurrección.

Así que al proyectar este mantra estas entrando en contacto con todo el ciclo de la vida desde la perspectiva oriental

Por último, con el mentón bien solido en su postura levemente adentro cante el siguiente mantra: “sat nam sat nam sat nam sat nam sat nam sat nam wahe guru”rapidamente en un ritmo monotono por 5 a 7 minutos.

Sat namse refiere a lo infinito e imposible de abracar con palabras, lo mas divino expresado en el ahorawahe guru quiere decir grande es el camino que nos lleva de la obscuridad a la luz.

Esta meditación te permite entrar en contacto con la parte más sensible de tu cerebro y te ayuda a que puedas comprender el pensamiento de tu hijo.

Por Ana Paula Domínguez.