“Sea que le llames el poder de la serpiente, Kundalini, el poder de la conciencia del Alma, o la Conciencia Divina, el don de esta energía divina brinda equilibrio a una persona. Debes recordar que cuando tu mente está en equilibrio, estarás radiante. Tu espíritu subirá como la marea. Cuando la luna está cerca de la tierra, la marea es alta. Lo mismo le sucede al espíritu de una persona”Yogui Bhajan.
La palabra yoga viene del sánscrito, y significa Unión. Puede considerarse como un enlace que une el cuerpo, la mente y el espíritu. El yoga es la unión de la conciencia unitaria del individuo con la conciencia infinita.
El proceso del yoga se enfoca en la necesidad de controlar las “ondas” mentales. La mente se considera el enlace entre el cuerpo y el espíritu, o la conciencia. Los hábitos de la mente nos pueden atar a la vida temporal llamada maya o “ilusión” que por su naturaleza consiste en pares de opuestos (feliz/triste, bueno/malo).
Kundalini viene de la palabra kundal, que significa “rizo de cabello del ser amado” al desenrollar este “cabello” estaremos despertando el kundalini, es decir, el potencial creativo que existe en todo ser humano.
El propósito del Kundalini Yoga fue diseñado para sostenedores de hogar, aquéllos que tienen familia y trabajo y buscan equilibrar el mundo interior y exterior. Es el yoga que se ajusta a la vida a la vida agitada que todos tenemos.
En el cuerpo físico, el kundalini habita en la columna vertebral. Los dos canales nerviosos que se entretejen alrededor del nervio central de la columna vertebral se llaman ida (energía lunar, negativa) y pingala (energía solar, positiva). Cada una da dos vueltas y media alrededor del centro de la columna, denominada shushmana, al mismo tiempo que ascienden en espiral desde la base de la columna. Los dos canales actúan como conductores principales de la energía kundalini, alimentando todo el sistema nervioso. Además de la energía kundalini que fluye en nuestro cuerpo, existe una amplia reserva de kundalini intacto almacenado debajo de nuestra cuarta vértebra.
Mediante la práctica de kundalini yoga, se estimula esta energía intacta y sube por la parte central de la columna hasta llegar a la parte superior del cráneo, activando la secreción de la glándula pineal. Una de las principales funciones de la glándula pineal es que vibra y controla la proyección del núcleo de cada célula del cuerpo.
Kundalini yoga está basado en la compresión de cómo nosotros creamos nuestra realidad. El cuerpo, la mente y las emociones responden al movimiento, al ritmo y al sonido.
La práctica de Kundalini yoga cambia nuestra energía. Lo hace a través de una combinación de acción, respiración y sonido.

  1. La acción, se basa en la ejecución de ejercicios de kundalini yoga o Kriyas que involucran movimientos rítmicos para lograr un resultado específico. La práctica de una kriya inicia una secuencia de cambios físicos y mentales que afectan simultáneamente al cuerpo, la mente y el espíritu.

 

  1. La respiración o Pranayama. La respiración rítmica está incorporada en los ejercicios, así como en la meditación misma. Los ejercicios de respiración también producen efectos por la atención y el ritmo. En cada inhalación llega el prana, la fuerza vital sutil que recibimos a través del aire. Al respirar de manera lenta, profunda y consciente, aprovechamos al máximo la energía pránica.

 

  1. El sonido. El canto de los mantras nos sintoniza y alinean con la corriente universal del sonido. Los efectos de la meditación con mantras incluyen la limpieza de la mente subconsciente, la creación de pensamientos divinos y la habilidad para escuchar los sonidos del Universo. Si queremos sintonizarnos y acceder a una particular frecuencia universal, cantamos el mantra que vira esa frecuencia. Por ejemplo, cantamos MAAAAAAA nos sintoniza en la frecuencia de la Madre Divina y Femenina. Si queremos sintonizarnos con la frecuencia del sol, cantamos RAAAAAA.

Para comenzar una sesión de Kundalini Yoga, sintoniza el ADIMANTRA, “ONG NA MO GURU DEV NAMO” repitiéndolo tres veces.Concéntrate en tu ser como si fuera un único punto en el espacio y tiempo. Este mantra es de apertura, crea un paréntesis y entorno para maximizar el aprendizaje de la sesióny para armonizarte, te protege y te conecta con la fuente y con nuestro ser mas profundo y ofrece dirección a la mente para focalizar nuestra energía. Es una técnica muy poderosa y refrescante.La primera repetición es para reconocer y canalizar la sabiduría de la cadena de los grandes maestros. La segunda es para reconocer a Yogui Bhajan como el eslabón de ese canal en estos momentos. Y la tercera, para despertar y recordar que nosotros también somos el canal y que la sabiduría es parte de nosotros. Propiamente realizado, estimula la glándula pituitaria y automáticamente te sintoniza con frecuencias superiores.
También es importante que al terminar cada sesión cierres dando gracias y pidiendo la bendición, sintonizando “SAT NAM” que significa la verdad es mi identidad”
 
Por Ana Paula Domínguez