Kundalini Yoga para prevenir el cáncer de mama

Kundalini Yoga para prevenir el cáncer de mama

Esta rutina de Kundalini Yoga de Shakta Kaur puede ser practicada para prevenir el cáncer de mama.

POSTURA I
Siéntate en una postura cómoda y apoya los dedos pulgares en la base de los dedos meñiques. Mantén el resto de los dedos estirados y extiende los brazos a los lados, paralelos al piso con las palmas de las manos viendo hacia abajo. De forma alternada, levanta un brazo a 60 grados. Inhala al elevar el brazo izquierdo y exhala al elevar el brazo derecho. Respira de forma poderosa y muévete rápidamente de 1 a 3 minutos. Esta postura es un buen calentamiento y ayuda a estimular el sistema linfático.

POSTURA II
Siéntate sobre tus talones. Si te molesta esta posición, puedes sentarte con las piernas cruzadas o poner una almohadilla entre las piernas y los glúteos. Pon tus manos en puños con los dedos pulgares adentro. Pon tus manos a la altura del corazón y los brazos a los lados, paralelos al piso, los codos hacia atrás.

Poderosamente extiende un brazo hacia delante con la inhalación y al extenderlo por completo abre los dedos como si quisieras alcanzar algo. Luego cierra la mano rápido, nuevamente en puño, y regresa el brazo hacia atrás al tiempo que exhalas. Repite con el otro brazo y continua por uno o 2 minutos.
La siguiente postura ayuda a activar el sistema linfático y el tejido del seno.

POSTURA III
Postura de rana.
Empieza en cuclillas con los talones estirados y tocándose uno con el otro. Apoya las yemas de los dedos de las manos en el piso entre las piernas y mira al frente. Inhala y eleva las caderas estirando las piernas con los talones elevado. Trata de llevar la frente hacia las rodillas de forma relajada. Al exhalar regresa a la posición original. Repite el ejercicio 26 veces.

POSTURA IV
Esta postura fortalece los músculos del pecho y brazos superiores. Presiona tanto como puedas. Esta postura elevará tu postura durante el día y también tu mente. Inhala y al exhalar presiona las manos. Relaja al inhalar y al exhalar presiona. Repite 20 veces.

POSTURA IV

Tips básicos para prevenir el cáncer de mama.

  1. Comienza a darte masajes con cepillo seco en todo el cuerpo. Las impurezas del cuerpo se eliminan a través de la piel. El masaje con un cepillo en seco estimula el sistema linfático para eliminar toxinas a través de la piel. Empieza por las plantas de los pies hacía arriba. Cepilla con la presión que te sientas cómoda hasta que la piel esté caliente. Continúa por 5 minutos. Y luego toma un baño alternando entre agua caliente y fría.

    No hagas a un lado tus emociones. Cada situación que no nos gusta y que evadimos yéndonos de compras o haciendo cualquier otra cosa, es una emoción que se va quedando atorada en algún tejido del cuerpo. Es fundamental escuchar como reacciona nuestro cuerpo, qué sentimos en cada situación de la vida y dejarlo ir, fluir.

    2. Respira. Brinca. Ríete de ti misma. Cuando aprendemos a respirar profundamente, se limpian los tejidos y todos los sistemas de nuestro organismo. Aprende el arte de respirar suave, profundo y de llevar el oxígeno a todas las partes de tu cuerpo. Practicar yoga, tai-chi o chi kung pueden enseñarte el cómo. Ríete lo más que puedas y cuando te sea posible, ¡brinca!, esto estimulará tu sistema linfático.

    3. Empieza una Sadhana personal (disciplina). Práctica yoga y meditación de forma personal, aunque sean 15 minutos diarios.

    4. Empieza a darte un masaje todos los días. Para estimular el sistema linfático, cómprate un cepillo de madera y empieza a dar masaje en círculos de los pies a la cabeza. No te olvides de los lados del cuerpo y también masajea la cara con un cepillo más suave.

    5. De vez en cuando siéntate frente de un espejo y medita en tu propia imagen. Luego cierra los ojos y visualízate como una perfecta yoguini relajada y radiante. Siéntete como un alma elevada y sabia.

    6. Date espacio para ti durante el día. Prepara una receta especial o date un baño de agua caliente con rosas. Darte espacio para cuidarte, traerá una mejor relación con tu cuerpo y tu auto-imagen.

    7. Práctica el sonreír. Dí menos y sonríe más. Tu estrés se reducirá y recibirás muchas sonrisas de otros. Sonreír te hará ser más luminosa.

Alimentos que hay que consumir para la salud del sistema linfático recomendados por David Wolfe en su libro “Eating for Beauty”:

  • Espárragos
  • Arúgula
  • Brócoli
  • Aceite de olivo sin freír
  • Papaya
  • Aguacate
  • Vitamina D

Namasté/Sat Nam
Ana Paula Domínguez
@anapauyoga
Directora General
Instituto Mexicano de Yoga A.C.