Los zumos verdes: un hábito no negociable

Los zumos verdes: un hábito no negociable

Este oro líquido es uno de mis ‘hábitos no negociables’ de la mañana. Invertir en un buen extractor ha sido una de las mejores cosas que he hecho por mi salud.

Y sí, al principio me costaba tomarlo, ya que no estaba acostumbrada al sabor y siempre tenía que usar alguna pieza de fruta, como una manzana o pera.

Pero al día de hoy se me hace imprescindible y tomo medio litro en ayunas cada día de puro zumo de verduras. Para mí son lo máximo y se me hacen esenciales para la nutrición celular, de ahí que consuma entre 2 y 4 zumos verdes al día. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Los zumos verdes nos ayudan en el proceso de desintoxicación diaria del organismo.

Al ser solamente el zumo y no la fibra lo que tomamos, este se permea por todo el cuerpo y en 10 o 15 minutos estamos repletos de sus nutrientes, de manera que nuestro cuerpo lo super agradece.

Por otro lado, fortalecen el sistema inmunitario, previniendo muchas enfermedades y reforzando las defensas naturales del organismo, ¡y es que no creo que exista mejor complemento multivitamínico que este!

Además, sus beneficios van más allá traduciéndose en un pelo bonito, una piel radiante, buen humor, mayor energía, adiós tristeza, adiós insomnio… ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

¿Y cuál es la diferencia entre zumo y smoothie? La FIBRA.

En el extractor de zumos, la fibra queda atrás dejando en el vaso solamente el zumo, que se usaría como un ‘complejo vitamínico’ natural y fresco.

Con la licuadora, sigues consumiendo la fibra por lo que hay mucha gente que lo considera una comida completa (desayuno en este caso).

Yo personalmente tengo que desayunar y luego a media mañana sí me tomo un smoothie para que me ayude a llegar a la hora de la comida.

Mi preferido lleva una base de pepino, apio, espinacas, kale, calabacín y limón. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Si te animas a incluir este hábito en tu día a día, te recomiendo: ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

  • Agregar limón para mejorar el sabor ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
  • Poco hielo para disfrutarlo mejor⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
  •  Elegir una verdura como base con gran contenido de agua como el pepino, el apio o el calabacín.

Si tienes cualquier duda, Lou y yo estaremos encantadas de asesorarte en tu introducción a los zumos verdes. ¿Te animas?

Por Davinia Velasco