¡A pintar en la pared!

¡A pintar en la pared!

Algo que les encanta a los pequeños es pintar sobre la pared. Normalmente les damos un espacio pequeño para que lo hagan. Quizás los dejamos hacerlo sobre un cuaderno para iluminar o en el mejor de los casos un caballete, sin embargo, tener una superficie amplia para que expresen su creatividad es algo que disfrutan muchísimo.

Compra en una papelería especializada papel blanco y pinturas no tóxicas que puedan usarse ya sea con las manos o con pinceles. Pega al menos dos metros de papel sobre la pared con pegamento especializado, ponle batas a tus hijos y permite que se expresen y jueguen pintando sobre la pared. No olvides completar la experiencia con música.