Practica yoga en familia

Practica yoga en familia

Aunque usted no lo crea, hoy en día los niños viven más estresados que antes. Toma en cuenta que además de las presiones escolares, pasan muchas horas jugando videojuegos o en Internet,  pasan menos tiempo jugando en el jardín y más tiempo sentados sobre una silla o un sillón. Permitir que el niño conecte con su cuerpo y su ser interior es una buena idea en estos tiempos en los que se ha demostrado que más del 80% de las enfermedades provienen de nuestros estilos de vida sedentarios.

Tú puedes practicar yoga y al mismo tiempo divertirse en familia. Y esto te dará la posibilidad de descubrir más de ti, de tus hijos y de su entorno.

Antes de empezar

Permite que cada uno de los integrantes de la familia fluya a su propio ritmo. No obligues a tus hijos a hacer las posturas y más bien procura que se diviertan. Invítalos a jugar un juego que proviene de la India.

Buscando el equilibrio

Está es una postura divertida que seguramente le gustará mucho a tus hijos. Empiecen de pie con las piernas abiertas a la altura de la cadera. Cuiden que los pies no se abran a los lados y que apunten al frente. Verifiquen que la alineación sea la adecuada y que la cabeza este alineada con los hombros y la cadera. Ahora estiren su brazos por arriba de la cabeza. Traten de mantener los pies bien plantados en la tierra. Ahora saque el pie derecho fuera del piso y doble su rodilla. El muslo deberá de quedar en un ángulo paralelo al piso y la pantorrilla en un ángulo perpendicular. Traten de sostener la postura por cinco inhalaciones y exhalaciones largas y profundas. Descansen y repitan con el pie izquierdo. Para no perder el equilibrio, mantengan los ojos abiertos y mirando un punto fijo al frente y no dejen de respirar de forma profunda y rítmica.

Relajación guiada

Ahora permite que uno de los miembros de la familia lea a los demás la siguiente relajación guiada y que los demás descansen sobre su espalda. Es importante que el miembro de la familia que vaya a leer la relajación lo haga de forma muy calmada, tranquila y sin prisas.

“Vamos a relajar las diferentes partes del cuerpo. Cierra los ojos. Relaja el pie izquierdo. Los dedos del pie izquierdo. Primer dedo. Segundo dedo. Tercer dedo. Cuarto dedo. Quinto dedo. Planta del pie. Talón. Tobillo. Pantorrilla. Rodilla. Muslo. Hombro izquierdo. Brazo izquierdo. Codo. Antebrazo. Palma de la mano. Dedo pulgar. Segundo dedo. Tercer dedo. Cuarto dedo. Quinto dedo. Toda la mano.

Relaja el pie derecho. Los dedos del pie derecho. Primer dedo. Segundo dedo. Tercer dedo. Cuarto dedo. Quinto dedo. Planta del pie. Talón. Tobillo. Pantorrilla. Rodilla. Muslo. Hombro derecho. Brazo derecho. Codo. Antebrazo. Palma de la mano. Dedo pulgar. Segundo dedo. Tercer dedo. Cuarto dedo. Quinto dedo. Toda la mano.

Relaja la cabeza. La coronilla. El cerebro. La frente. La ceja derecha. La ceja izquierda. El ojo derecho. El ojo izquierdo. El espacio entre los dos ojos. La nariz. El labio superior. El labio inferior. La lengua. El espacio entre el paladar superior y la garganta. La mandíbula. La garganta. Los tejidos adentro del cuerpo. El corazón. Los pulmones. Toda la zona del abdomen.

Siente todo el cuerpo reposando sobre el piso y las partes del cuerpo que entran en contacto con el piso. El brazo derecho y el piso. El brazo izquierdo y el piso. La pierna derecha y el piso. La pierna izquierda y el piso. La espiada y la cabeza en el piso.

Ahora visualiza las diferentes imágenes: un niño con una pelota, una rosa roja, un perro que ladra, la espina de una rosa. Una cabaña en el bosque. Un árbol grande. Las hojas del árbol moviéndose. El cielo azul. La luna reflejada en un lago. Una canoa. La sensación de la arena del mar. El sonido de las olas del mar. El sol saliendo en el horizonte, el sol saliendo en el horizonte.

Está relajación ha terminado y puedes salir del estado de relajación profunda”.

 

Cantando el sonido AUM

Una vez terminada la postura anterior, siéntense en el piso con las piernas cruzadas. Mantengan la columna vertebral erguida. Cierren los ojos y respiren de forma profunda. Ahora tomen una inhalación profunda y al exhalar canten la letra A. Repitan tres veces. Luego prosigan tres veces cantando la letra U y por último canten tres veces la letra M (sintiendo la vibración de los labios). Por último canten las tres letras juntas AUM y repitan tres veces. Al terminar, permanezcan unos momentos en silencio y compartan que fue lo que sintieron.