Practicar yoga de padre a hijo

Practicar yoga de padre a hijo

En el mundo tan caótico en el que vivimos y tomando en cuenta que hoy en día los niños pasan horas  y más horas sentados frente a un televisor, practicar yoga con su hijo, puede ser una de las formas más increíbles de convivencia con él y uno de los mejores regalos que le puedes ofrecer.

Te sugerimos dos posturas que pueden practicar juntos para poder explorar la flexibilidad del cuerpo y la maravilla de nuestro proceso respiratorio. Es recomendable que cuenten juntos los tiempos en los que inhalan y exhalan, ya que la mente de los niños suele ser muy dispersa.

Paschimotanasana en pareja

  1. Siéntense con las piernas estiradas, espalda con espalda.
  2. Inhalen y estiren la columna vertebral.
  3. Al exhalar permita que al tiempo que su hijo se recarga sobre su espalda, usted vaya hacia adelante. Si le es posible tome los dedos de sus pies o sus piernas.
  4. Dile a tu hijo que permanezca cómodo sobre su espalda con los brazos relajados en sus piernas o por arriba de la cabeza.
  5. Tomen 5 respiraciones profundas y lentamente salgan de la postura.
  6. Al cambiar de lado, ten cuidado de no descansar pesadamente sobre la espalda de su hijo.

Compartiendo la respiración. Aprendiendo a meditar.

  1. Siéntense con las piernas cruzadas, espalda con espalda.
  2. Si es necesario pongan una almohada y siéntense sobre ella para mayor comodidad.
  3. Pongan sus manos en las rodillas.
  4. Cierren los ojos y enderecen la columna vertebral.
  5. Comiencen a respirar hasta que sus respiraciones se sincronicen.
  6. Permanezcan de 3 a 5 minutos en está postura o hasta que sea cómodo y relájense.

 

 

Bibliografía.

Childrens Book of Yoga. Thia Luby.

Yoga. Kristie Dahlia Home. The Body Shop.