Todos los Lunes Coaching U 8am-9am  Inscríbete Aquí

Recupera tu vitalidad

Recupera tu vitalidad

La temporada de invierno de acuerdo a la Medicina Tradicional de India (Ayurveda), es en la que predominan en el ambiente los elementos Tierra y Agua. La tierra nos hace ser sedentarios, poco móviles a nivel mental y físico y nos puede producir depresión con mayor facilidad. La tierra combinada con el agua puede producir síntomas de congestión, tos o gripa. Todos estos síntomas nos pueden hacer sentir estancados y con poca energía en general.

El Ayurveda también nos explica que para contrarrestar esto síntomas, podemos tomar ciertas medidas preventivas y/o curativas.

Una muy importante es la de evitar el consumir productos de origen lácteo. Yogurt, leche, queso, quesos derretidos, helados no son nuestra mejor opción para alimentarnos durante esta temporada.

Se recomienda evitar estos productos para evitar la congestión en las vías respiratorias. Si puedes es mejor consumir leche de soya, arroz o almendras durante la temporada. Si existe congestión se recomienda tomar té de canela. Si existe tós o gripa, té de bugambilia o té de hinojo.

Durante ésta temporada es recomendable preferir los alimentos calientes y picantes que mantendrán la calidez de todo tu sistema. Prefiere las sopas calientes, beber té o agua tibia o al tiempo y comer las verduras cocidas.

Al cocinar, elije las especies y condimentos de cualidad caliente como la pimienta gorda, el clavo, el jengibre, la canela, la albahaca y el romero.

Evita los alimentos fríos como las verduras crudas, las bebidas frías o con hielos y en especial verduras de cualidad fría como la lechuga, el apio y el pepino, que además de tener un efecto frío en nuestro sistema, son más difíciles de digerir durante la temporada.

Más abajo te comparto la receta del Yogi Té que además de proporcionarte vitalidad, es ideal para combatir la depresión y para ayudar en el tratamiento de los resfriados, tos o congestión nasal.

3 minutos de Kundalini Yoga para recuperar tu vitalidad.

Durante el Invierno puedes realizar esta rutina todas las mañanas antes de despertarte para recuperar tu vitalidad.

La respiración de fuego.-

En las siguientes posturas realizarás la respiración de fuego. El punto focal de esta respiración es en el ombligo y es una respiración rápida (2 o 3 respiraciones por segundos). Es una respiración continua en donde no hay pausa entre la inhalación y la exhalación. La respiración se hace por la nariz. Cuando exhalas dirige el ombligo y el abdomen hacia la columna vertebral, cuando inhalas relaja el abdomen para que el aire entre normalmente a los pulmones. Puedes iniciar apoyando tus manos en el abdomen para sentir como empujas el ombligo hacia la columna en la exhalación y como lo sueltas en la inhalación. Está respiración tiene muchos beneficios ya que limpia la sangre, expande la capacidad pulmonar, fortalece el sistema nervioso y da vitalidad a todo nuestro organismo. Es importante empezar realizando poco a poco a practicar esta respiración y esto permitirá que el practicante pueda hacerla con mayor facilidad en poco tiempo y también concentrarse en la exhalación y permitir que la inhalación suceda por si sola. No es indicado practicar esta respiración en casos de hipertensión arterial.

Postura de estiramiento.-

Recostado sobre tu espalda coloca los brazos a los costados del cuerpo con los dedos estirados y junta los pies. Ahora levanta los pies, la cabeza y las manos de entre 8 a 10 centímetros fuera del piso. Mira los dedos gordos de los pies. Realiza la respiración de fuego por 1 minuto. Para finalizar inhala profundo, retén el aire dentro por 10 segundos, exhala y descansa.

Rodillas al pecho.-

Ahora dobla tus rodillas y llévalas al pecho. Abraza tus brazos alrededor de ellas. Trae tu cabeza hacia arriba para que la nariz este lo mas cerca de la nariz que te sea posible. Realiza la respiración de fuego por un minuto, retén 10 segundos el aire dentro, exhala y descansa.

Erradicador del ego.-

Sentado con las piernas cruzadas, coloca los brazos hacia los lados a 60 grados para que queden en forma de V. Estira los pulgares hacia arriba y dobla el resto de los dedos hasta apoyarlos sobre las palmas de las manos. Realiza la respiración de fuego de 1 a 3 minutos y descansa.

Te para la vitalidad (Yogi Te).-

Ingredientes:

5 a 7 rebanadas de jengibre fresco

3 a 5 clavos

3 a 5 pimientas gordas

Media cucharadita de cardamomo en polvo.

5 a 7 rajas de canela Hervir todos los ingredientes durante 15 minutos en 1 litro de agua y agregar una taza de leche de soya o de arroz y dejar hervir por 5 minutos más. Apagar la lumbre y agregar un sobrecito de te negro. Dejar reposar 5 minutos y luego agregar miel de abeja al gusto.

Artículos relacionados

Cuida tu piel con Ayurveda

En Ayurveda, la medicina tradicional de la India, se considera que la belleza en la piel es reflejo de nuestra salud y de ahi la

Parivrtta Trikonasana

Esta es una de las posturas de pie más desafiantes, ya que es una flexión y una torsión. Flexibiliza la columna vertebral; estira el área

ASANAS Y LA MEDITACIÓN…

Por muchos años he escuchado que la práctica de meditación es una de las 8 ramas del ashtanga yoga, pero en realidad la meditación no

Scroll al inicio