Ritual de la luna nueva

Ritual de la luna nueva

El pasado 8 de agosto fue la luna nueva en Leo, conocida en astrología como la puerta del león, la cual nos abre la magnífica posibilidad de, al hacer pequeños ajustes, llegar al otoño fortalecidos.

Es momento de comprender que nuestras acciones del presente son la clave para que cuando pasen los años podamos mantener un cuerpo sano, una mente clara y un cuerpo emocional contenido.

La clave para cultivar hábitos positivos tiene que ver con decidir tomar una acción sostenida y consistente. 

  • Sentarte en silencio todos los días durante 5 minutos.
  • Beber agua tibia en ayunas.
  • Practicar 5 saludos al sol diario.
  • Tomar una respiración profunda y consciente cada hora.

Todas estas son pequeñas acciones que si ejecutamos disciplinadamente nos sostendrán sobre el tiempo y nos fortalecerán desde lo profundo.

Hacer un ritual de luna nueva es una excelente alternativa para ir a nuestro interior y vernos a nosotros mismos.

Ritual de luna nueva

Al menos una vez cada tres meses en la primera semana de la luna nueva, regálate este ritual para estar bien. 

  1. Cancela todos tus compromisos con antelación. Avísale a la gente más cercana que estarás en retiro y que no contestarás tus teléfonos. Ese día apaga y desconecta tu teléfono.
  2. Un día antes del ritual compra los siguientes ingredientes: 

  1. Al otro día levántate y sobre una mesa prende la vela y pon tus flores en un lugar fresco y ventilado.
  2. Medita un momento en silencio y escribe tu intención. ¿Qué habito negativo te está quitando vida?, ¿Qué habito positivo quieres integrar en tu rutina diaria?
  3. Dobla el papel donde viene tu intención y ponlo debajo de la veladora blanca. Vuelve a meditar en silencio. En ese momento usa tu mezcla de Citrus Bliss. Ponte unas gotas en la parte interna de las muñecas y en la nuca. Junta tus manos en la nariz y toma 3 respiraciones profundas. Si no tienes el aceite, solamente medita en silencio. 
  4. La dieta de este día es de desintoxicación. Por la mañana come únicamente manzana y toma té de jengibre y agrega si así lo deseas media cucharadita de miel de agave y 5 gotas de limón. 
  5. Si tu cuerpo lo pide duerme el tiempo que sea necesario, pon música relajante y aprovecha para escribir o leer ese libro que has tenido olvidado por meses.
  6. Si lo prefieres y tu médico te lo permite, come únicamente manzanas crudas o cocidas durante el día. Puedes agregarles un poco de canela.
  7. Recuerdo que la idea de este ritual es desintoxicar tu organismo. Come con atención, en silencio. Agradece los alimentos.
  8. Evita ver televisión, lee, dibuja o escucha música relajante, sal a tomar el sol y contempla el movimiento de los árboles. Si te sientes incómodo, solo date cuenta de la incomodidad y déjala pasar. 
  9. Al atardecer pon al menos 3 litros de agua a hervir y una vez que este hirviendo, agrega el ramillete de manzanilla y los pétalos de rosas. Deja que hierva por cinco minutos y luego déjalo reposar. Mientras el agua reposa, calienta a baño maría el aceite que hayas comprado y luego date masaje sobre tu cuerpo en forma de pequeños círculos. No te olvides de las orejas y agrega un poco en la coronilla.
  10. Ya sea en una tina o en una cubeta grande, cuela el té de manzanilla con los pétalos de rosas y agrega el agua fría que sea necesaria para que el agua este a una temperatura agradable. Con un tazón vierte el agua por todo tu cuerpo y después tratando de mantener tu cuerpo cubierto, si tienes tina, date un baño de tina con el té. 
  11. Antes de irte a dormir agradece el día, mezcla en un recipiente 4 cucharadas de aceite de coco y agrega 8 gotas de aceite de lavanda. Da un suave masaje en las plantas de tus pies y vuelve a aplicar en tus brazos y en la nuca. Amanecerás con una energía fresca y renovada. 

Con respeto y gratitud,

Ana Paula Domínguez

Fundadora y Directora