Un período de crecimiento

Un período de crecimiento

En las últimas semanas mucha gente se está preguntando, ¿qué está pasando?  En el ambiente se siente un estado de calma acompañada de nerviosismo y excitación; en el mejor de los casos, un estado parecido al que precede a un huracán. O  bien, la calma posterior  a un periodo de devastación. Físicamente el cuerpo pareciera estar en una carrera de resistencia, las  ganas de dormir se incrementan, el tiempo no rinde para terminar con todos los pendientes, y hay poca motivación aún para las cosas que antes solían motivarnos…etc. Esta es la manifestación de la tensión que existe desde hace varios meses en el cielo. En artículos anteriores les he hablado de una etapa de rompimiento y reestructuración favorecida por Urano y Saturno, donde dos aspectos contradictorios luchan entre sí, Urano en Aries destacando la individualidad, resaltando aquello de nosotros mismos que es único e irrepetible, orillándonos al cambio y revelándonos talentos desconocidos. Mientras que la energía de Saturno en el signo de Libra intenta que mantengamos los pies anclados a la tierra, que nos aferremos a lo conocido, a lo seguro. Nos muestra que el camino para el crecimiento es a través de la cooperación, de la negociación y de la búsqueda de equilibrio.

Sin embargo a pesar de la tensión tenemos un aspecto que, si sabemos aprovecharlo; nos aportara una buena dosis de capacidad de transformación. Plutón en el signo de Capricornio forma un aspecto favorable con Júpiter en el signo de Tauro. Las dos energías en signos de tierra son un apoyo para todo aquél que esté dispuesto a trabajar y a concretar proyectos. Júpiter nos aportará la energía necesario para movernos hacia nuevos horizontes, pero sin hacer locuras, sin tirar por la borda todo aquello por lo que hemos luchado. Plutón nos dará la capacidad para adentrarnos en terrenos desconocidos que nos lleven a aprender cosas nuevas, a ampliar nuestra visión del mundo, todo con el objetivo de ser más productivos y de generar recursos de una manera distinta.
Es un momento ideal para concretar, para estructurar y dar forma cualquier idea que lleve tiempo alojada en nuestra mente. Lo mejor de todo esto es que además, en este periodo, seremos capaces de conseguir los recursos necesarios para lograr nuestras metas. ¿Y tú a dónde quieres llegar?

Tannia Puig Grajales
info@astrocenter.com.mx
www.astrocenter.com.mx