En tiempos de contingencia sanitaria, muchas personas no tienen que comer.
Un tamal, una vida, regala tamales a gente que ha perdido su salario diario y a quienes podemos proveerles de un alimento al día para vivir.
Un tamal una vida, es una iniciativa para ayudar a la gente que se ha quedado sin comida y sin ingreso por la pandemia.
¿Porqué un tamal?

• Porque no se necesita ni plato, ni servilletas para servir.
• Se sirve en hoja de plátano que es totalmente biodegradable.

 

¿En dónde se sirven los tamales?

• Ciudad de México y San Cristóbal de las Casas.

Desde el Jueves 2 de Abril, iniciamos con la repartición de tamales a través de la Iglesia de San Juan Bautista en Coyoacán. Un un templo de culto católico. A través de ellos alimentamos a personas de la calle y miembros de la misma iglesia, ya que dejaron de recibir apoyo desde que inició la cuarentena.

Tu donativo puede ser deducible de impuestos.
#Cuidémonos juntos