Yoga para estimular el sistema inmunológico

Yoga para estimular el sistema inmunológico

El sistema inmunológico está directamente relacionado con nuestro estado de ánimo. Si en tu vida te sientes deprimido, vacío, desmotivado, triste, desanimado, es muy posible que tus defensas se debiliten y enfermes. Para que esto no suceda te comparto algunas posturas de yoga para estimular el sistema inmunológico.


En el Ayurveda, la palabra que describen al sistema inmune es “Vyadhikshamatva” que literalmente significa “perdonar la enfermedad” y la enfermedad también es el apego a nuestras emociones, sentimientos o situaciones que quizás nos pasaron en la infancia o en la vida adulta.

Como dice Robert Svoboda, autor del libro Prakruti, “Estar trayendo a colación una vez y otra el pasado para verbalizar lamentos o aflicciones ancestrales, simplemente infla un problema que puede ser resuelto solo al liberarlo de tu ser. Cuando estás listo para dejar ir lo que ya fue, cuando puedes liberar tu ser de la cárcel que tu mismo has creado con tus propias memorias, le darás a tu espíritu el aire para que florezca y cuando vengan los frutos, podrás saborear un jugo que es permanente y que nunca estará falto de dulzura.”

Tener un propósito en la vida es fundamental para desarrollar un sistema inmunológico eficiente pero también aprender a estar con tu ser tal cual y como es. Como menciona Maya Tiwari, “Cuando el ser individual no está en su centro o está fragmentado, deja al proceso inmunológico volátil y vulnerable y ésta es la verdadera causa de la enfermedad. Cuando reconocemos que la fragmentación es la fuente de toda enfermedad, podemos empezar a beneficiarnos de la práctica de una vida holística. Aceptarnos a nosotros mismos como somos es la mejor salud de todas“.


El médico en Ayurveda, Vasant Lad comenta al respecto: “El amor dice que “sí” a todos los sentimientos, situaciones, pensamientos y emociones. Decir que “no” significa resistencia y eso trae miedo y enojo y hace que nuestra consciencia se vuelva pesada y rígida. Si la consistencia de nuestra consciencia se vuelve sólida, esto crea depresión y un sistema inmunológico débil. Decir que “si” significa rendirte a cada pensamiento, emoción y suceso. Significa dejar ir y esto es un viaje a nuestro corazón.“

Por lo tanto si deseas tener un sistema inmunológico sano, busca un propósito en tu vida, has ejercicio, busca momentos de ocio y diversión, lee un libro, sonríe, ayuda a los demás y erradica los sentimientos negativos de miedo y depresión.

la importancia del yoga para el sistema inmunológico.

La práctica del yoga proporciona un suave remedio natural de apoyo al sistema inmunológico. Sin importar lo agitado que pueda ser tu horario en la vida moderna, si dedicas un poco de tiempo, el yoga te ayudará a reducir las hormonas del estrés que comprometen el sistema inmune.También desarrolla la capacidad pulmonar y de las vías respiratorias, estimula el sistema linfático para expulsar las toxinas del cuerpo y suministra sangre oxigenada a los diversos órganos para asegurar su funcionamiento óptimo.

Un programa y una práctica constante producen rápidamente cambios internos a nivel genético, ya que las posturas de yoga para estimular el sistema inmunológico tienen un componente fisiológico a nivel molecular que se inicia de inmediato durante la práctica. Así que si quieres estar sano: ¡A practicar!

  1. Meditación: Siéntate en silencio durante 20 minutos en una posición cómoda sobre una manta o un cojín. Cierra los ojos y concentra tu atención en la respiración, trata de que tus pensamientos no te distraigan. Regresa tu atención a la respiración todo el tiempo. Tip: Coloca cojines debajo de tus rodillas para evitar que se duerman las piernas.

2. Kapalabhati: Respira a través de la nariz, al exhalar jala el abdomen hacia la columna y al inhalar empuja el diafragma y el abdomen hacia afuera. Es un movimiento muy fuerte y rápido que estimula todos los tejidos del cuerpo porque ayuda a eliminar grandes cantidades de monóxido de carbono. Intercala con respiración lenta por 5 minutos en lapsos de 30 segundos. Tip: La inhalación y la exhalación deben durar lo mismo.

3. Bhujangasana o postura de la cobra: Acuéstate boca abajo, coloca las manos a los lados de tus costillas con los codos pegados al cuerpo. Empuja tus manos contra el suelo y poco a poco sube el tronco. Arquea la espalda y lleva la cabeza hacia atrás ligeramente para mirar el techo. Tip: Mantén las piernas juntas y los hombros hacia atrás.

4. Viparita Karani: Acuéstate de lado con las piernas paralelas a la pared y las caderas aproximadamente a 5 centímetros de la misma. Date la vuelta sobre tu espalda y extiende las piernas en la pared con los brazos a los costados. Se recomienda mantener la postura por 10 minutos. Tip: Puedes poner mantas o un cojín debajo de tus lumbares y cubrir tus ojos con una compresa fría o un antifaz.

5. Adho Mukha Svanasana: Comienza con manos y rodillas en el piso. Las rodillas separadas al ancho de las caderas y las muñecas debajo de los hombros. Eleva tus rodillas llevando la pelvis hacia atrás, estira los brazos y relaja la cabeza. Tip: Si sientes mucha rigidez mantén ligeramente flexionadas las rodillas para acercar más el pecho.

6. Dhanurasana: Acuéstate boca abajo, flexiona las rodillas y lleva los talones lo más cerca posible de los glúteos, Toma los tobillos, inhala y estira los talones lejos de las nalgas, levantando las rodillas y muslos al mismo tiempo que el pecho y la cabeza. Las rodillas no deben separarse más que el ancho de tus caderas. Tip: Presiona el pubis contra el piso.

7. Ustrasana o camello: Arrodíllate con las rodillas separadas al ancho de las caderas, coloca las manos en la cintura y arquea lentamente la espalda hacia atrás lo más que puedas. Toma tus tobillos con las manos y empuja el abdomen hacia adelante. Tip: Si te cuesta mucho trabajo llegar a los tobillos, apoya los metatarsos del pie y será más fácil.

8. Postura del niño: Arrodíllate, junta los dedos gordos del pie y siéntate en los talones, separa las rodillas al ancho de tus caderas. Exhala mientras bajas el torso hacia el piso entre los muslos. Coloca las manos con las palmas hacia arriba a los lados del torso. Tip: Deja descansar la frente en el piso o si no llegas, en una cobija o bloque.

Espero que disfrutes estas posturas de yoga para estimular el sistema inmunológico, te invito a que visites mi blog en http://www.anapauladominguez.mx